Grecia negocia la compra de misiles S-300 a Rusia

También abordan el mantenimiento técnico de dichos sistemas y de las también baterías antiaéreas Tor M-1 y Kornet


Moscú, Berlín / Agencias

El ministro de Defensa griego, Panos Kamenos, anunció ayer que su país está negociando la compra de una nueva partida de sistemas de misiles antiaéreos S-300, similares a los que Moscú suministrará a Irán.

A su llegada a Moscú para participar en una conferencia internacional de seguridad, Kamenos aseguró que «entre Rusia y Grecia hay negociaciones» para «la compra de nuevos misiles para los sistemas S-300». «Nos limitaremos a cambiar los viejos misiles por los nuevos», precisó Kamenos, quien agregó que ambas partes también abordan el mantenimiento técnico de dichos sistemas y de las también baterías antiaéreas Tor M-1 y Kornet.

Grecia, cuyo primer ministro, Alexis Tsipras, se reunió hace una semana en Moscú con el líder ruso, Vladimir Putin, dispone de seis baterías S-300 desde el 2007, cuando se los compró a Chipre, que tuvo que renunciar a esos misiles por presiones turcas.

El lunes Putin levantó la prohibición de suministrar los sistemas S-300 a Irán, lo que ha desatado las alarmas de Israel, que ha alertado sobre un rearme por parte de Teherán tras su preacuerdo nuclear con las grandes potencias. Precisamente el ministro de Defensa de Irán, Huseín Dehgan, llegó ayer a Moscú para participar en la conferencia de seguridad y ultimar la compra de esos misiles antiaéreos.

Los S-300, que tienen un alcance de hasta 200 kilómetros de distancia, pueden derribar aviones, misiles estratégicos y de crucero que vuelen a una velocidad de hasta 2.800 metros por segundo.

Reunión del G7

La declaración final conjunta de los ministros de Exteriores del G-7 al término de su reunión en la localidad báltica alemana de Lübeck se asemeja a una letanía que enumera las crisis internacionales pendientes de resolución. El documento aborda desde el conflicto de Ucrania a las negociaciones sobre el programa nuclear de Irán, pasando por las confrontaciones bélicas en Siria, Irak, Yemen y Libia.

El jefe de la diplomacia germana y anfitrión de la cita, Frank Walter Steinmeier, destacó el consenso entre los miembros del G-7 en que las medidas de castigo contra Rusia no comenzarán a retirarse hasta que se cumpla el pacto alcanzado en la capital bielorrusa y siempre que el Kremlin respete la soberanía de Ucrania.

El mismo consenso mostraron al tratar sobre las negociaciones sobre el polémico programa nuclear iraní. El jefe de la diplomacia alemana llamo a Irán a cumplir con los compromisos del acuerdo nuclear.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Grecia negocia la compra de misiles S-300 a Rusia