Las 200 chicas raptadas en Chibok siguen lejos de casa un año después

El nuevo presidente nigeriano no asegura que pueda liberarlas de Boko Haram


Redacción / La Voz

Estuvieron en las portadas de medios de todo el mundo hace hoy un año y eso convirtió el suyo en un caso especial, pero la realidad es que la situación en la que siguen todavía 219 de las 276 estudiantes secuestradas por Boko Haram en Chibok es la misma a la que están sometidas al menos 2.000 mujeres y niñas desde principios del 2014 en el noreste de Nigeria, según Amnistía Internacional.

Su paradero actual sigue siendo una incógnita, algo achacable en parte a la falta de interés de la que se acusa al presidente saliente, Goodluck Jonathan, que, entre otras cosas, tardó 19 días en prestar atención al secuestro. Y solo lo hizo en respuesta a la presión de la asociación Bring Back Our Girls (Devolvednos a Nuestras Chicas), que lleva 365 luchando por mantener viva la atención del Gobierno y de la comunidad internacional.

Las semanas previas a las elecciones del pasado 28 de marzo trajeron un despliegue del Ejército que, gracias al apoyo de una fuerza multinacional en la que participaban Chad, Camerún y Níger, propició la recuperación de ciudades como Gwoza, Damboa y Bama, todas ellas del estado de Borno y cercanas a Chibok, que había tomado Boko Haram. Pero ninguna de estas poblaciones liberadas del terror islamista ha aportado pistas sobre el paradero de las chicas, asegura a Efe el jefe del Estado Mayor, el teniente general Keneth Minimah.

Algunos testimonios citados por diversos medios, como el de una mujer que afirmó a la BBC haber visto a 50 de ellas, las sitúan precisamente en ciudades como Gwoza. Otra mujer asegura que hace cinco meses se cruzó con ellas cerca de esta ciudad, en Bita.

Ya en fecha próximas a las elecciones se decía que el Ejército tenía localizadas a las estudiantes, pero que intentar su liberación pondría su vida en peligro. Ahora Minimah precisa que podrían estar prisioneras en la selva de Sambisa, una reserva natural próxima a estas poblaciones que sirve de refugio a los de Abubakar Shekau, y que cuando el Ejército llegue a este lugar podrá dar mejores noticias.

Buhari no dará tregua

El nuevo presidente electo de Nigeria, Muhammadu Buhari, prometió ayer una «nueva manera de hacer las cosas», respecto a su predecesor, y que hará todo lo posible por liberar a las chicas y no dará tregua a Boko Haram.

Pero admitió que quiere empezar «con honestidad» y reconocer que no puede prometer que las devolverá a sus familiares.

El obisto de Maidiguri, capital de Borno, de más de un millón de habitantes, matizó en una entrevista a Europa Press que la gente «tiene esperanza» y no quiere creerse la información de la ONU según la cual algunas de las menores podrían estar muertas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las 200 chicas raptadas en Chibok siguen lejos de casa un año después