Fallecen ocho civiles en los ataques de la coalición saudí sobre Yemen

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó este domingo a reanudar el proceso de paz


Agencias

Al menos ocho civiles han muerto en la ciudad de Taiz, en el suroeste de Yemen, debido a los bombardeos lanzados por la coalición internacional liderada por Arabia Saudí para intervenir en el conflicto yemení, según han informado fuentes médicas.

Los ataques aéreos han tenido como objetivo un campamento militar controlado por soldados leales al expresidente yemení Alí Abdulá Salé, que se ha unido recientemente a las milicias huthis, según ha explicado la fuente.

Los aliados suníes de Arabia Saudí, como Egipto o Jordania, temen que Irán, cuya religión oficial es el Islam chií, expanda su influencia en la región si los huthis y Salé, que también son chiíes, ganen la guerra civil.

Por esta razón, Riad ha desestimado este domingo la petición de Teherán de dejar de bombardear el país vecino, argumentando que el Gobierno iraní no debería interferir en los asuntos de Yemen.

«¿Cómo puede Irán pedirnos que paremos la lucha en Yemen? Hemos llegado a Yemen para ayudar a la autoridad legítima, y a Irán no le concierne (lo que pase en) Yemen», ha declarado el ministro de Exteriores saudí, Saud al Faisal, en una rueda de prensa en Riad.

Ban Ki-moon llama a la paz

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó este domingo a reanudar el proceso de paz en Yemen y a detener todas las operaciones militares en el país, donde una coalición árabe bombardea a los rebeldes chiitas desde hace más de dos semanas.

«Debería haber un cese de las acciones militares lo antes posible», declaró ante la prensa en Doha, donde participa en una conferencia sobre la prevención del crimen.

«Que el proceso de paz se reanude, la ONU está lista», agregó el secretario general, cuyo emisario en Yemen, Jamal Benomar, ha intentado en vano una mediación entre los protagonistas de la crisis.

El país se encuentra inmerso en un conflicto que enfrenta a los rebeldes chiitas hutíes y a los partidarios del presidente yemení Abd Rabo Mansur Hadi, que huyó del país debido al avance de los insurgentes y se encuentra refugiado en Arabia Saudí.

Los rebeldes, que iniciaron su campaña en Sada (su bastión en el norte de Yemen), controlan ya la capital, Saná, varias regiones del centro y el oeste, y algunas partes de Adén, segunda ciudad del país, al sur.

Para detener el avance de los hutíes, Riad coordina una coalición de nueve países árabes que bombardean por aire las posiciones de los rebeldes desde el pasado 26 de marzo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Fallecen ocho civiles en los ataques de la coalición saudí sobre Yemen