Lufthansa sabía que Andreas Lubitz sufrió en el 2009 un episodio depresivo severo 

Hasta ahora, la aerolínea había asegurado que no tenía conocimiento del estado psicológico del copiloto del avión de Germanwings


Agencias

Lufthansa sabía que Andreas Lubitz, el copiloto del avión de Germanwings que se estrelló en el sur de los Alpes el 24 de marzo con 150 personas a bordo, había sufrido en el año 2009 un episodio depresivo severo. La compañia anunció este martes que Lubitz había informado de ello, al contrario de lo que explicaron la semana pasada al asegurar que era «apto al cien por cien».

La compañía, de la que Germanwings es subsidiaria, aseguró que entregó documentos a la fiscalía, entre los cuales correos electrónicos de Andreas Lubitz a sus instructores de vuelo facilitaba documentos médicos que informaba de este episodio y reflejaban que lo había superado. «En esa correspondencia informó en el 2009 a la Escuela de Entrenamiento de Pilotos (...) acerca de un episodio previo de depresión severa», según un comunicado de Lufthansa. La aerolínea subrayó que, tras esa pausa de varios meses, los médicos emitieron el preceptivo certificado médico que declaraba al copiloto apto para volar.

Según reveló la Fiscalía de Dusseldorf, que registró el piso de Lubitz, éste fue «suspendido durante meses» por Lufthansa en su etapa de formación en 2009 y tenía un historial de depresión por «una crisis existencial», e incluso un parte de baja en su casa para el día en el que se produjo el accidente en los Alpes franceses en el que fallecieron 150 personas.

El «grave episodio depresivo», como se le define en ese rotativo, quedó constatado en el acta sobre el copiloto del departamento de tráfico aéreo alemán bajo el código «SIC», que se refiere a la necesidad de que el afectado se someta a «revisiones médicas regulares». Según informaba The Times, Lufthansa conocía este detalle, ya que durante su formación en la escuela de vuelo, Lubitz fue suspendido durante unos meses debido a este problema de salud mental.

Después de que la Fiscalía francesa apuntara al copiloto alemán como causante de la tragedia, Carsten Spohr, el presidente ejecutivo de Lufthansa, confirmó que hace seis años, el por entonces todavía aspirante a piloto, había sido apartado del proceso de formación durante medio año, pero sin confirmar las razones. Spohr defendió entonces que a posteriori Lubitz había aprobado la formación sin ningún problema, que era «apto al cien por cien» y mostró su plena confianza en los programas de selección de personal con los que trabaja su compañía, aunque no descartó algún cambio.

La aerolínea, en el comunicado de este martes, reiteró su compromiso de apoyar en todos los extremos la investigación que lleva a cabo la Fiscalía de Düsseldorf para aclarar un siniestro con 150 personas muertas y explicó que no puede facilitar más datos para no anticiparse al trabajo de las autoridades.

Concluye la recuperación de los restos

La gendarmería francesa ha culminado la tarea de recuperación de todos los restos de las víctimas del A320. «Hemos recuperado todos los cuerpos de la zona», indicó a Efe el coronel Vialenc. Las tareas de rescate se centrarán ahora en recuperar los efectos personales de los pasajeros, que pueden contribuir a la identificación de los mismos, así como a la búsqueda de la segunda caja negra del avión, agregó.

Lufthansa será quien se encargue de la limpieza y acondicionamiento del lugar en el que se estrelló el avión de Germanwings. Precisamente, el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, tiene previsto este miércoles visitar la zona próxima al accidente para rendir homenaje a las víctimas y a los equipos de rescate que han trabajado en las tareas de rastreo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Lufthansa sabía que Andreas Lubitz sufrió en el 2009 un episodio depresivo severo