Tragedia de Germanwings: Logran aislar ya el ADN de 78 de las 150 personas que iban en el Airbus

La comunicación de las identificaciones a las familias no se realizará hasta que concluya la investigación, en torno a mediados de abril


Seyne | Enviada especial

La frenética actividad de los helicópteros que transportan los restos que van hallando los forenses en el cañón de la montaña continúa. En el laboratorio de campaña instalado en Seyne-les-Alpes, a menos de un kilómetro del aeródromo en el que aterrizan, las labores de aislamiento de muestras de ADN, también. Ayer los especialistas en identificación habían logrado ya separar el ADN de 78 de las 150 personas que viajaban en el Airbus de Germanwings, como explicaron fuentes de la Fiscalía.

Ahora falta cotejar cada una de esas huellas con las cerca de 5.000 muestras recogidas a los familiares de los pasajeros que se almacenan en el laboratorio de Rosny-Sous-Bois, a unos cuantos kilómetros de París. Será en ese momento cuando se empiece a saber a quién pertenecen los restos hallados en el cañón de la montaña en donde cayó el avión. Y es que hasta el momento no se ha identificado todavía a ninguna persona.

De todas formas, aunque comiencen a averiguar alguna identidad, la comunicación a las familias no se hará hasta que concluya la investigación y todos los ocupantes del avión estén ya identificados. Con todo, como ya había adelantado con dolor hace unos días uno de los encargados de esas tareas, puede haber familias que no obtengan ningún resto. Ayer por la mañana el alcalde del pequeño pueblo de Le Vernet adelantó que la investigación podría estar concluida a mediados de abril. Incluso acotó fechas al decir que podría estar entre el 12 y el 18 de ese mes.

Mientras el trabajo continúa. Patrick Touron, director adjunto del instituto de Investigación Criminal de la Gendarmería francesa, explicó que la degradación de los cuerpos convierte cualquier objeto hallado en el escenario del accidente (desde joyas a huellas dentales) en una prueba muy importante para poder identificarlas.

Recogiendo esas pruebas trabajaban ayer en la montaña en torno a medio centenar de personas, entre gendarmes de montaña y forenses.

Paralelamente, también han comenzado las labores de tala de árboles necesarias para poder abrir una vía terrestre hasta el lugar en el que impactó el avión. La ruta, explicaron desde la Fiscalía, permitirá en un primer momento el paso de todoterrenos. Su objetivo es poder bajar restos como la carlinga del avión, que es peligroso transportar en helicóptero hasta la base de operaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tragedia de Germanwings: Logran aislar ya el ADN de 78 de las 150 personas que iban en el Airbus