La Liga Árabe lanza una fuerza militar conjunta suní para contrarrestar la influencia de Irán

La decisión de la cumbre en Sharm el Sheij coincide con la campaña aérea de una coalición en Yemen, considerada por los dirigentes árabes como un test para esa futura fuerza conjunta


Redacción / La Voz

La Liga Árabe aprobó ayer la creación de una fuerza militar conjunta. Un paso que había eludido durante décadas, pero el nerviosismo entre los países suníes ante la influencia de Irán en Oriente Medio les ha hecho cambiar de parecer. El régimen chií tiene cada vez más presencia en el corazón del mundo árabe: léase el Líbano, Irak o Libia. Un avance que es percibido como una amenaza por el mundo suní.

Los países árabes se dieron cuatro meses para fijar la composición, las modalidades de funcionamiento y los objetivos de esa fuerza. Los árabes pretenden recuperar autonomía tras una época marcada por la intervención de EE.UU. La decisión de la cumbre en Sharm el Sheij coincide con la campaña aérea de una coalición árabe en Yemen, considerada por los dirigentes árabes como un test para esa futura fuerza conjunta.

Arabia Saudí aún no ha «tomado la decisión» de una intervención terrestre en Yemen, aunque el ministro yemení de Exteriores, Riad Yasín, la considera «inevitable». El caos sigue aumentando en Yemen entre los bombardeos de la coalición árabe y los enfrentamientos entre los hutíes y las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi. Los combates ayer entre tribus suníes y hutíes en una región petrolera dejaron al menos 38 muertos.

Negociaciones en Lausana

Los operación militar coincide con la fase final de las negociaciones entre Irán y seis grandes potencias en Lausana (Suiza) a menos de tres días de vencer el plazo pactado para alcanzar un acuerdo nuclear. Muchas cuestiones técnicas están casi resueltas, pero diferencias políticas siguen obstaculizando un acuerdo, informaron a la agencia DPA fuentes de la negociación.

Uno de los acérrimos opositores al acuerdo, Benjamín Netanyahu, insistió ayer en su oposición señalando que «el acuerdo que se perfila confirma todos nuestros temores y más». En su opinión, Irán está llevando a cabo una «maniobra de pinzas» para dominar la región. «El eje Irán-Lausana-Yemen es muy peligroso para la humanidad y debe ser detenido», dijo el primer ministro israelí.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La Liga Árabe lanza una fuerza militar conjunta suní para contrarrestar la influencia de Irán