«Al principio todo el mundo se vuelca, pero luego te olvidan»

La gallega de Monforte Loreto González Cabanas es una de las 18 personas que sobrevivieron al accidente aéreo de Spanair. «Quiero decirles a los familiares que luchen por que se haga justicia», dice


redacción / la voz

La gallega de Monforte Loreto González Cabanas es una de las 18 personas que sobrevivieron al accidente aéreo de Spanair, que ocurrió en Barajas el 20 de agosto del 2008, y en el que murieron 154 pasajeros, entre ellos, su hija Clara, de 23 años. Paradójicamente, el padre de Loreto era piloto.

-¿Está ya recuperada?

-No me lo creía, pero es verdad que el tiempo ayuda a vivir con la pena. No podía siquiera pensar en el accidente ni nombrar a mi hija, ahora sí, aunque el dolor es el mismo que el del primer día.

-Su vida cambió ese día ¿y usted? ¿Tiene miedos nuevos?

-Mi vida se terminó en Barajas, pero no tengo miedo a volar, no lo he tenido nunca, aunque lo paso mal por los recuerdos que me vienen a la cabeza. Considero que es el medio de transporte más seguro siempre que las cosas se hagan bien.

-¿Ya sabe qué causó el accidente en el que murió su hija?

-Lo sé, otra cosa es que se haya podido demostrar en los tribunales. Sabemos que se desconectó un fusible que a su vez desenchufó los sistemas de alarma del avión. Los pilotos no se dieron cuenta de que el aparato estaba mal configurado, son tan víctimas como nosotros. Pero lo que pasó después... ¡Fue un escándalo lamentable! El aeropuerto no se cerró tras el accidente y las ambulancias tardaron una hora. Gente que llegó viva al suelo como yo podría haber sobrevivido y alguien tendría que pedir disculpas por eso.

-¿Cómo fue esa hora allí esperando auxilio?

-Tuve la suerte de que desde donde estaba no veía el avión ardiendo. Si lo hubiera visto seguramente no hubiera tenido fuerzas para seguir respirando porque, claro, hubiera pensado que mi hija estaba allí. Solo veía un riachuelo, algunos arbustos en llamas y gente caminando, con lo cual pensé que estábamos todos heridos pero que nos iban a sacar de allí.

-¿Qué es lo que recuerda de esos minutos?

-Silencio y el agua del río. Ruidos solo el del impacto.

-Realmente, ¿hay algo que puedan decirles a las familias de las víctimas para consolarlas?

-Quiero decirles que tengo en mis oraciones a los que ya no están, que el tiempo les va a ayudar a adaptarse a la idea de vivir sin sus seres queridos y que luchen por que se haga justicia. Eso va a ser el segundo impacto terrible que les espera. Pero confío en que no pasen por lo mismo que nosotros. Los primeros momentos te rodean las autoridades, todo el mundo vuelca, pero luego te olvidan. Después tienes que luchar con compañías de seguros que tratan de pagar lo menos posible o de ocultar datos para evitar las responsabilidades penales de los que de verdad tuvieron la culpa del accidente.

-Hablar de dinero debe de ser todo un trago bien amargo.

-La parte económica nunca va a ayudar porque no salva una vida, pero hay familias que no pueden vivir tras el accidente y no hay derecho a que encima intenten pagarles lo menos posible.

-¿Saber el porqué ayuda?

-Claro, la incertidumbre es un valor añadido. En este caso, saber que ha sido un loco el que ha matado a sus hijos, porque esto es un asesinato, lo aclara, pero tienen que averiguar por qué este hombre llegó a esta situación y exigir que la compañía asuma responsabilidades, porque una vida que estaba empezando, como la de mi hija, eso alguien tiene que pagarlo, primero penalmente y luego económicamente.

loreto gonzález superviviente del accidente de spanair en el que perdió a su hija

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Al principio todo el mundo se vuelca, pero luego te olvidan»