Nigeria captura la ciudad que sirve como cuartel general de Boko Haram

El avance del ejército se produce en la víspera de unas elecciones presidenciales marcadas por el miedo al terrorismo


EFE / Lagos

El ejército de Nigeria asegura haber capturado la ciudad de Gowza, considerada el cuartel general del grupo yihadista Boko Haram, a un día de las elecciones presidenciales y legislativas del país.

«Las tropas capturaron esta mañana Gwoza, destruyendo la sede de los terroristas», que el pasado mes de agosto declararon en esta ciudad un califato islámico, confirmaron las autoridades militares nigerianas a través de su cuenta de Twitter.

La victoria militar se ha producido en el marco de la ofensiva lanzada por Nigeria junto a una alianza regional contra los terroristas, que han matado a más de 1.000 personas desde el inicio de 2015, casi todas ellas en el norte del país.

Según el Ejército nigeriano, el asalto principal a la ciudad ya ha terminado, pero todavía queda por hacer un barrido en el centro y los suburbios para asegurar que todos los miembros del grupo islamista han huido o han sido capturados.

Gwoza, una de las mayores áreas bajo control de Boko Haram, era considerada la capital del califato islámico impuesto por el grupo, por lo que su conquista supone un paso muy importante para la campaña militar multinacional que intenta reconquistar el territorio en poder de los islamistas antes de los comicios de mañana.

«Antes de celebrar las elecciones solo la pequeña zona del bosque de Sambisa estará en manos de Boko Haram», declaró ayer el presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, según unas declaraciones recogidas por el periódico local Premium Times.

Votación con miedo al terrorismo y la violencia política

El avance del ejército nigeriano se produce en la víspera de las elecciones presidenciales, que se celebrarán en un clima de alta tensión a causa de los posibles enfrentamientos entre los partidarios de los dos candidatos y el temor ante posibles atentados de Boko Haram.

El país tiene un largo historial de comicios amañados que han derivado en olas de violencia, como la ocurrida en el 2011, en la que murieron 800 personas.

A este problema, y con sospechas de irregularidades sobre el actual presidente, Goodluck Jonathan, se suma la extrema violencia del grupo yihadista Boko Haram, que acumula 13.000 asesinatos desde 2009, un millar de ellos cometidos desde el pasado mes de enero.

En Lagos, la capital económica del país, miles de personas han abandonado la ciudad para los próximos días, y los que quedan hacen cola para abastecerse de alimentos y otras necesidades.

El Gobierno ha desplegado 360.000 policías por todo el país, que serán respaldados por el Ejército y el Cuerpo Nacional de Defensa Civil durante la jornada electoral, en la que 56 millones de personas -de una población de 170 millones- están llamadas a elegir a su presidente.

Los dos candidatos son Goodluck Jonathan, de confesión cristiana -religión predominante el sur, pero minoritaria en el país- y el musulmán y líder de la oposición Muhammadu Buhari, que se presenta por cuarta vez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Nigeria captura la ciudad que sirve como cuartel general de Boko Haram