Las claves de la investigación del accidente aéreo de Germanwings

El responsable francés de la investigación arroja luz sobre los hechos sucedidos en los Alpes franceses este martes


Redacción

La fiscalía de Marsella ha hablado este jueves. Lo ha hecho tras analizar la primera caja negra del Airbus siniestrado en los Alpes franceses este martes. Estas son las principales claves de la investación hasta el momento:

-El comandante y el copiloto se encontraban en la cabina del avión manteniendo una conversación cordial, amable. Hablaban de forma normal. 

-El comandante salió de la cabina. Se desconocen las razones. El responsable francés de la investigación, Brice Robin, dijo que, por ejemplo, podría haber salido al baño. 

-Antes de salir, le dijo al copiloto: «Te dejo los mandos».

-Las respuestas del copiloto, antes de que el comandante salieses, eran «lacónicas». Breves. No era un diálogo como tal en ese momento. Solo respuestas cortas.

-Cuando el comandante salió de la cabina, el copiloto se encerró dentro. Lo hizo de forma voluntaria. La puerta bindada de la cabina se cierra desde dentro y, desde la nueva ley internacional aprobada tras los atentados del 11-S, una vez cerrada la puerta, la apertura solo puede activarse desde el interior. Existe una excepción: que a la persona que se queda dentro le pase algo. En este caso, el que está fuera debe introducir un código y la puerta se abrirá. El comandante lo introdujo desde el exterior, ha asegurado el presidente de Lufthansa, pero el copiloto volvió a bloquear la puerta desde dentro.

;
«Cuando el copiloto está solo manipula el botón de vuelo para programar el descenso del avión» La fiscalía de Marsella afirma que maniobró intencionadamente el aparato hasta que se estrelló en los Alpes

-Cuando estuvo solo, activó el botón de pérdida de altitud. El fiscal asegura que es imposible que lo activase de forma involuntaria. En el improbable caso de que hubiese perdido el conocimiento y su cabeza hubiese impactado con el botón, no podría haber activado el descenso. El botón tiene que ser girado con más de una vuelta de forma voluntaria, no pulsado. 

-Una vez activado el descenso, no respondió a las numerosas llamadas de la torre de control.

-Tampoco activó ningún código de alarma. En el caso de que hubiese tenido algún problema técnico, lo normal es que lo hubiese hecho.

-Cuando el comandante regresó, intentó entrar, pero no pudo. El copiloto se negó a abirle la puerta. Entonces, el comandante comenzó a dar golpes a la puerta, sin obtener ningún tipo de respuesta.  

-La grabación de la caja negra no recoge ni una sola palabra dentro de la cabina. Ni una respuesta durante los últimos diez minutos, antes de estrellarse. Solo se escucha su respiración. «A priori -indicó el fiscal-, respiraba con aparente normalidad». 

-«A la vista de lo que conozco, solo puedo decir que voluntariamente permitió la pérdida de altitud», declaró Brice Robin.

-Los gritos de los pasajeros solo se escuchan en el último momento del impacto.

-No había nadie más en la cabina que el copiloto en el momento del impacto.

-El copiloto era de nacionalidad alemanaSe llamaba Andreas Lubitz, tenía 28 años, acumulaba 630 horas de vuelo, llevaba trabajando para Lufthansa desde septiembre del 2013.

-El copiloto tenía la capacidad para pilotar el avión

-De momento, la investigación se mantiene como «homicidio involuntario».

-La fiscalía se encuentra a la espera de información sobre el copiloto de las autoridades alemanas.

-Se desconoce la religión del copiloto.

-La segunda caja negra permitirá descartar que no hayan intervenido otras causas técnicas en el siniestro.

-El fiscal desconoce las consecuencias legales para la compañía aérea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Las claves de la investigación del accidente aéreo de Germanwings