Ted Cruz, primer republicano en postularse para la Casa Blanca en el 2016

El texano, perteneciente al ultraderechista Tea Party, ha empezado la campaña antes que sus rivales para intentar reducir la ventaja que le llevan en las encuestas


Colpisa / Corresponsal

Imagine es una canción de John Lennon y, desde ayer, el estribillo electoral de Ted Cruz, el primer republicano en declararse candidato presidencial para 2016. Cruz quiere convertirse en Obama vistiendo la camiseta del antiobama, o al menos ocupar su puesto en la Casa Blanca.

Como él, es un senador de 44 años que ni siquiera ha terminado su primer mandato, que no es el favorito del aparato del partido y que confía en la gente joven para lanzar una campaña de bases con la que multiplicar pequeñas donaciones hasta cifras multimillonarias.

Así que «imagina millones de conservadores de todo EE. UU. levantándose a la vez para reclamar sus libertades», entonó ayer en la Universidad evangelista de Virginia Liberty. «Imaginad un presidente que en 2017 firme una ley que derogue cada palabra de Obamacare (la ley de reforma sanitaria)». Que reemplace el código fiscal que grava a los ciudadanos de forma proporcional a sus ingresos por uno de «tarifa plana que permita a la gente escribir sus impuestos en una postal y elimine el Ministerio de Hacienda». Que defienda «la santidad de la vida humana», o en otras palabras, que prohíba el aborto. Que proteja «la santidad del matrimonio», o en otras palabras, que prohíba los matrimonios entre homosexuales.

Que proteja «el derecho a portar armas». Que «apoye a la nación de Israel sin pedir disculpas». Que «en vez de ir a Naciones Unidas para saltarse al Congreso y al pueblo americano honre la Constitución». Que «haga frente al terrorismo islámico y lo llame por su nombre».

Al grito de «libertad o muerte», con 38 «imagine» después en menos de 20 minutos, Ted Cruz se definió como ese presidente imaginario que espera sustituir a Obama con la ayuda de los que, siguiendo su llamamiento, le enviaron un mensaje de texto con la palabra Imagine o Constitution.

La campaña de Cruz espera recaudar un millón de dólares (914.800 euros) en una semana hasta un total de 40 y 50 millones de dólares (entre 36,6 y 45,7 millones de euros) para competir con una docena de conservadores por la nominación del Partido Republicano. «La única manera de lograrlo es construyendo un ejército de bases tanto en New Hampshire como en los 50 Estados de la Unión», dijo la semana pasada en el Estado que dará el pistoletazo de salida a las primarias.

Cruz se ha saltado la tradicional formación de un comité exploratorio que sirve para medir la capacidad recaudatoria. En ese punto se encuentran el exgobernador de Florida Jeb Bush; el actual gobernador de Wisconsin, Scott Walker, favorito del aparato del partido; el neurocirujano retirado Ben Carson y el magnate de los casinos y las torres de rascacielos Donald Trump.

Por detrás en las encuestas

Por su parte, el conservador libertario Rand Paul, principal rival de Cruz entre los seguidores del ultraderechista Tea Party y la juventud, piensa hacer un anuncio el próximo 7 de abril. Otros, como el senador de Florida Marco Rubio, el predicador baptista Mike Huckabee y el ganador de los anteriores caucus de Iowa Rick Santorum exploran sus posibilidades de la mano de un libro que les lleva de gira por el país, aunque nadie duda de que es cuestión de tiempo. Sigue la incógnita del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, que un día fue visto como el candidato inevitable pero que ha languidecido con varios escándalos políticos; el exgobernador de Texas Rick Perry, que ya se presentó a las anteriores elecciones; el de Louisiana, Bobby Jindal, y la exjefa ejecutiva de Hewlett Packard, Carly Fiorina, que intentó sin éxito ser senadora por California.

Todos estos irán desvelando sus intenciones en las próximas semanas, pero Cruz, que tiene apenas un 4% de intención de voto, ha decidido empezar a correr antes que ellos para sacarles la ventaja que le llevan en las encuestas. Su primer anuncio lanzado ayer es en español, convencido de que la historia de su padre, que luchó en la revolución de Fidel Castro y se convirtió en un alcohólico antes de ser salvado por la Biblia, le servirá para atraer a este importante bloque de votantes que ya le aupó en Texas. «Ted Cruz cree en EE. UU. y en todo lo que representa: Fe, libertad y oportunidad», dice el eslogan. «Ahora quiere asegurar que el sueño americano sea una realidad para las futuras generaciones».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ted Cruz, primer republicano en postularse para la Casa Blanca en el 2016