«Hoy en día es muy fácil hacerse con un Kalashnikov en esa zona»

Jorge Casanova
Jorge casanova REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

Asegura que el caos civil en Libia exporta inestabilidad a toda la región

19 mar 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Experto sobre la evolución política en el Norte de África y en relaciones euromediterráneas, Eduard Soler, coordinador de investigación del Cidob (uno de los centros de referencia en España sobre relaciones internacionales), se atreve a efectuar un primer análisis del atentado de Túnez subrayando la necesidad de no estigmatizar al país que adquirió un mayor impulso democrático tras la Primavera Árabe.

-No parecía Túnez el escenario de un atentado de esta magnitud.

-El grueso de la población tunecina no está radicalizada y sus niveles de desarrollo humano son mayores que en otros países de la región, pero no hay que olvidar que Túnez y Marruecos están contribuyendo con muchos combatientes al Estado Islámico. Hay un segmento de la población pequeño que sí se ha radicalizado. Ya hubo otros precedentes, aunque eso no debe hacernos olvidar que Túnez es una sociedad moderna con un claro ímpetu democrático; el único país que ha desarrollado los ideales de la Primavera Árabe.

-¿Hay que ubicar el atentado en la ofensiva islamista?

-Aunque el atentado aún es muy reciente y no disponemos de mucha información, podemos pensar dos cosas: que haya sido obra del Estado Islámico, aunque este grupo busca más una lógica del espectáculo, del vídeo... O bien que haya sido Al Qaida, lo que parece más lógico ya que el objetivo ha sido el Parlamento y los intereses turísticos de Túnez. El atentado muestra la voluntad de abortar la transición tunecina y de hundir su economía.