Francia, Italia y Alemania entran en la alternativa de China frente al Banco Mundial

La entidad, que estará formada por 21 países asiáticos, tiene por cometido financiar proyectos de desarrollo en la región, como la construcción de rutas o redes de telecomunicaciones


Roma / DPA

Las tres principales economías de la eurozona, Alemania, Francia e Italia, confirmaron ayer que se sumarán al banco de desarrollo para Asia impulsado por China, siguiendo así el paso dado la semana pasada por el Reino Unido. La entidad, que estará formada por 21 países asiáticos, tiene por cometido financiar proyectos de desarrollo en la región, como la construcción de rutas o redes de telecomunicaciones.

EE.UU. expresó su preocupación por la transparencia del organismo, en el que ve un rival del Banco Mundial, con sede en Washington, o del Banco Asiático de Desarrollo, liderado por Japón, y por tanto como un intento de Pekín de minar la arquitectura financiera en la que se basa el orden salido de la Segunda Guerra Mundial. La Casa Blanca anunció ayer que no participará en la entidad.

El secretario del Tesoro, Jack Lew, afirmó que la «influencia y credibilidad internacional de EE.UU. están amenazadas» por China y otras economías emergentes, ante la falta de voluntad del Congreso para aprobar la reforma del sistema de cuotas del FMI. «Nuestro continuado fracaso para aprobar la reforma provoca que otros países, incluidos algunos de nuestros aliados, pongan en duda nuestro compromiso con el FMI y otros organismos multilaterales», aseguró en la Cámara de Representantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Francia, Italia y Alemania entran en la alternativa de China frente al Banco Mundial