El bloque del ALBA cierra filas en Caracas para respaldar a Maduro frente a EE.UU.

La Casa Blanca insiste en el Congreso en que no pretende la caída de Maduro


Redacción / La Voz

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) respaldó a Nicolás Maduro al acudir a Caracas para participar en la cumbre que convocó el presidente de Venezuela con un ojo puesto en la otra cumbre, la de las Américas, que se celebrará en Panamá los próximos 10 y 11 de abril, en la que concurrirán Maduro, Raúl Castro y Barack Obama. Los otros diez países del bloque fundado por Hugo Chávez y Fidel Castro apoyan a Venezuela frente a las sanciones decretadas por Estados Unidos a siete de altos funcionarios y frente a la orden ejecutiva que califica al país caribeño de amenaza contra la seguridad de su vecino del norte.

No faltó a la cita Raúl Castro, embarcado en la difícil tormenta diplomática que desencadena el deseo de mantener el apoyo a su tradicional socio ideológico y económico sin perder la oportunidad de recomponer las relaciones con su histórico rival del norte. Cuba tratará de que un asunto no afecte al otro, máxime cuando algunos analistas opinan, tras la hermética reunión de ayer en La Habana, que pronto se comunicará la exclusión de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo y se anunciará la fecha para abrir las embajadas.

Y eso se debe a que Obama tendría interés en llegar a Panamá con el tema de las sedes diplomáticas cerrado. El general y consistente rechazo que ha provocado la orden ejecutiva de Obama entre los vecinos y amigos de Venezuela obliga al presidente de Estados Unidos a llegar a la Cumbre de las Américas con una imagen no tan deteriorada que le reportaría la aceleración del proceso iniciado el pasado 17 de diciembre. Lo que le reportaría mayor respaldo al instar a los países latinoamericanos a que velen, mediante una misión de observación internacional, por la transparencia en el proceso electoral que Maduro debe convocar este año, sobre el que la oposición venezolana ha expresado sus dudas.

La Casa Blanca insistió en el Congreso en que no pretende la caída de Maduro. El subsecretario adjunto para América Latina del Departamento de Estado, Alex Lee, reiteró que las intenciones de EE.UU. no son «sabotear la economía venezolana» y que unas elecciones limpias ayudarían a reducir la tensión entre Caracas y el que aún es su principal socio comercial. Lee dijo ante el Subcomité de Asuntos de Latinoamérica del Senado que Obama tratará la cuestión con los gobernantes latinoamericanos en Panamá.

Polémica en torno al hijo de Maduro

Un vídeo difundido en YouTube desencadenó un polémica que afecta a Nicolás Ernesto Maduro Guerra, el hijo del presidente de Venezuela. En él se ve cómo Nicolás júnior baila durante la boda de un amigo, de origen sirio, mientras varios invitados lanzan una lluvia de billetes que cae sobre su cabeza. En medio de la crisis económica que atraviesa el país, el vídeo difundido por VVperiodistas, que explican que la filmación se realizó durante la boda del empresario José Zalt, ha provocado indignación. Aunque el hecho en sí solo responde a una tradición árabe, pues se trata de un símbolo para atraer prosperidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El bloque del ALBA cierra filas en Caracas para respaldar a Maduro frente a EE.UU.