Obama hace uso del veto para impedir el oleoducto Keystone

Inicia una etapa de confrontación para frenar leyes aprobadas por la derecha

Obama, durante su encuentro con el emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Zani en la Casa Blanca, Washington.
Obama, durante su encuentro con el emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Zani en la Casa Blanca, Washington.

nueva york / corresponsal

«Rápidamente y sin drama ni fanfarria». Así es como había adelantado el portavoz de Obama que sería el veto de la ley para construir del oleoducto Keystone que el Congreso envió ayer a la Casa Blanca para su firma.

No ha sido una sorpresa porque Obama ya había anunciado que vetaría esa construcción. Pero de hecho se ve como el inicio de una nueva era en la presidencia de EE.UU. Hasta el momento, el actual es el presidente que menos vetos ha firmado desde hace más de cien años. El del oleoducto es el tercero de su presidencia y el primero de esta legislatura. Ronald Reagan vetó 78 leyes; Bill Clinton, 42, y George Bush, 12. La razón del bajo número de vetos de Obama es que en la legislatura anterior el Senado estaba controlado por los demócratas y sirvieron de parapeto para evitar que le llegaran leyes que no respaldaba. Pero eso ha cambiado. Ahora los republicanos controlan totalmente el Congreso y eso hará que todas las leyes que aprueben lleguen a Obama.

El presidente ya anunció, como en el caso del oleoducto, que vetará cualquier intento de desmantelar la reforma sanitaria o las órdenes de inmigración que aprobó en noviembre. Y como es seguro que los republicanos intentarán poner en marcha legislación con esa orientación, Obama volverá a utilizar ese derecho. Es el caso, por ejemplo, del intento republicano por no dotar de suficiente financiación a la Agencia de Seguridad Nacional para evitar que ponga en marcha las órdenes ejecutivas sobre inmigración.

En un artículo publicado ayer, los dos líderes conservadores, John Boehner y Mitch McConnell, prometían seguir luchando por Keystone a pesar del veto presidencial. Una de las alternativas que tienen es conseguir una mayoría cualificada en el Senado o en la Cámara de Representantes, aunque es prácticamente imposible que la logren porque los demócratas no la apoyarían en ningún caso. Otra posibilidad es introducir la construcción del oleoducto en una ley sobre energía más amplia y cuyo veto fuera más polémico.

El hecho es que Keystone no tiene el apoyo de la mayoría de los estadounidenses. Según la última encuesta, solo el 47% están de acuerdo con construirlo. Ayer, más de cien reconocidos artistas, entre ellos los actores Julianne Moore, Robert Reford y Alec Baldwin, difundieron una carta de apoyo a Obama.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Obama hace uso del veto para impedir el oleoducto Keystone