Merkel y Hollande perfilan con Putin una salida definitiva para Ucrania

Una tregua permitió la evacuación de civiles atrapados en los combates

La Voz

La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Francia, François Hollande, se reunieron ayer a solas en Moscú con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, con el fin de sellar un acuerdo de paz que impida una guerra total en Ucrania.

Se desconoce el contenido del acuerdo, que ya fue consensuado el jueves en Kiev con el presidente ucraniano, Piotr Poroshenko. Antes de volar a la capital rusa, Hollande dijo que el objetivo es lograr «un acuerdo global» sobre un conflicto que se han recrudecido desde mediados de enero. «Todo el mundo es consciente de que el primer paso debe ser el alto el fuego, pero esto no es suficiente y hay que buscar un acuerdo global», señaló.

Merkel, por su parte, aseguró en Berlín que «nunca» negociará «a espaldas» de Ucrania sobre su integridad territorial. Rechazaba así versiones que indicaban que había planteado a Kiev la opción de efectuar concesiones territoriales. «Nunca me involucraría en temas territoriales por encima de la cúpula de otro país, en este caso de Ucrania».

Anoche, tras la marcha de Hollande y Merkel hacía sus países, el portavoz del Kremlin se limitó a anunciar la conclusión de las negociaciones «constructivas» y el compromiso de los tres líderes de elaborar un documento conjunto sobre el plan para poner fin a diez meses de guerra, que sería consensuado mañana en conversaciones telefónicas entre los tres y el ucraniano Poroshenko.

El encuentro en el Kremlin duro cinco horas y fue a «puerta cerrada», sin más presencia que los tres mandatarios, ni traductores, ni asesores. El diario ruso Kommersant, citando a un diplomático europeo, sostiene que la nueva iniciativa contempla «el despliegue de fuerzas de paz en el este de Ucrania» para separar a las partes contendientes. Kiev eran al principio contrarias a la presencia de «cascos azules» en Ucrania, pero, al parecer, fueron convencidas después por Merkel y Hollande de la necesidad de tal medida, según el diario.

Evacuación de civiles

En Debaltseve, una ciudad estratégica controlada por las fuerzas ucranianas y a punto de ser tomada por los separatistas prorrusos, se acordó ayer una tregua de 24 horas para permitir la evacuación de civiles.

Unos 25 autobuses llegaron a la localidad para trasladar a la población, mientras los tiros de artillería se escuchaban a lo lejos. Debaltseve lleva días siendo un infierno, ante la fuerte ofensiva lanzada por los rebeldes para conquistarlo.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Merkel y Hollande perfilan con Putin una salida definitiva para Ucrania