La elección de Mattarella como nuevo presidente de Italia refuerza a Renzi

MARÍA SIGNO CORRESPONSAL / ROMA

INTERNACIONAL

Mattarella anunciará sus propuestas el martes en la ceremonia de investidura.
Mattarella anunciará sus propuestas el martes en la ceremonia de investidura. ANGELO CARCONI | EFE

Su apuesta por el jurista intachable noquea a Berlusconi y daña a Grillo

01 feb 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Cómo había pronosticado el jefe de Gobierno, Matteo Renzi, a la cuarta votación salió elegido ayer el décimo segundo presidente de Italia. El jurista democristiano Sergio Mattarella, de 73 años, era el candidato del Partido Democrático y en este cuarto intento solo necesitaba la mayoría absoluta de 505 votos para ser elegido. Las cuentas finales sumaron muchos más, 665 síes, de los 1.006 «grandes electores», entre senadores, diputados y representantes de las regiones.

Una gran ovación acogió la lectura por parte de la presidenta de la Cámara, Laura Boldrini, de la papeleta que le daba el triunfo. Mattarella fue apoyado no solo por un compacto Partido Democrático (PD) sino que contó también con los votos del Nuevo Centro Derecha de Angelino Alfano, de Izquierda, Ecología y Libertad y de los pequeños partidos de centro. Por su parte, el Movimiento 5 Estrellas votó a su candidato, el magistrado Ferdinando Imposimato, que logró 127 votos, mientras Forza Italia, de Silvio Berlusconi, votó en blanco.

De la elección del presidente de la República sale un Renzi más fuerte tras haber llevado a cabo una jugada en la que ha dejado noqueado a su principal rival político, Silvio Berlusconi. Todos los analistas han calificado de «obra maestra» el anuncio por sorpresa de la candidatura de Sergio Mattarella a pocas horas del inicio de las votaciones, que dejó sin capacidad de actuación al resto de las fuerzas políticas.