Del derrumbe del Pasok de Venizelos a la aventura de Papandreu

La Voz

INTERNACIONAL

24 ene 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Evangelos Venizelos, líder de los socialistas, lo admite abiertamente: «El Pasok tiene que lograr el tercer puesto». Y las encuestas no acaban de darle la razón. Le dan, como mucho, un 5 % y la quinta o la sexta plaza. Sería el peor resultado de su historia. La gestión en tiempos de crisis y su responsabilidad en todo lo ocurrido han desgastado a los dos grandes partidos, casi aniquilando al Pasok, que ha sostenido el Gobierno de Antonis Samarás.

Uno de los argumentos de Venizelos es que tiene sobrada experiencia en política mientras otros son «unos aficionados». Pero quizás sea demasiada experiencia. Él era ministro de Finanzas cuando se aprobaron algunas de las medidas más agresivas.

Por si el Pasok no estaba suficientemente tocado, el ex primer ministro Yorgos Papandreu apostó por una aventura en solitario en estas elecciones fundando el partido Kinima. Los sondeos señalan que es complicado que alcance el 3 % de los votos que se necesitan para entrar en el Parlamento. Pero su candidatura contribuye al hundimiento del Pasok.