Entierran en secreto en Francia a uno de los hermanos Kouachi que atentó contra «Charlie Hebdo»

Los familiares de Coulibaly deciden qué hacer con el atacante del supermercado kosher

Imágenes del ataque a «Charlie Hebdo»
Imágenes del ataque a «Charlie Hebdo»

Uno de los dos terroristas que mataron a 12 personas en la redacción de la revista francesa Charlie Hebdo fue enterrado el viernes de forma anónima en Reims, informa France TV citando una fuente de la administración de esta ciudad ubicada al noreste de París. Se trata de Saïd Kouachi, el hermano mayor de los dos que atentaron contra la revista y que vivió dos años en ese lugar. Su entierro en una tumba anónima busca impedir que el sitio de convierta en un lugar de peregrinación para los fanáticos.

Su hermano menor, Chérif Kouachi, será enterrado también de forma anónima en Gennevilliers, al norte de París. En el caso del tercer atacante, Amedy Coulibaly, responsable de la toma de rehenes contra un supermercado kosher, sus familiares tienen que tomar aún una decisión. Coulibaly vivía en Grigny, al sur de París.

En los atentados y tomas de rehenes los terroristas mataron la semana pasada en total a 17 personas. Los tres fueron abatidos en operativos de las fuerzas de seguridad que los perseguían. La policía sigue buscando a posibles cómplices tras la detención de 12 personas por su presunta conexión con los atacantes.

Tras violentas protestas en algunos países árabes contra la nueva caricatura del profeta Mahoma que salió esta semana en la revista Charlie Hebdo, el presidente francés, François Hollande, defendió el compromiso de su país con la libertad. «Francia tiene principios y valores, entre ellos especialmente el de la libertad de expresión», dijo hoy durante una visita en Tulle, al este de Burdeos. Francia apoya además a los países en los que hubo protestas en su lucha contra el terrorismo. Hubo marchas violentas en Pakistán y en Níger, entre otros.

Pese a la polémica, la nueva edición de la revista satírica Charlie Hebdo volvió a agotarse en Francia, donde habían salido a la venta nuevos ejemplares. La publicación se vende desde el viernes además en Reino Unido y a partir de hoy en Alemania, donde también se agotó. Antes del atentado contra la publicación se editaban unos 60.000 ejemplares de Charlie Hebdo, en tanto que la nueva edición se elevó a siete millones.

En Níger, país de mayoría musulmana, se repitieron las protestas por el dibujo de Mahoma que aparece en la portada de la revista. En la capital, Niamey, fueron incendiadas dos iglesias, informó el periodista Birahim Ousmane. El viernes había sido quemado un centro cultural francés y hubo cuatro muertos y 50 heridos en Zinder, en el sur del país, según el Ministerio del Interior. Además fueron saqueadas tres iglesias y la multitud quemó una bandera gala en la que es la segunda mayor ciudad del país.

Siguen las protestas

También en Gaza apareció con una pintada insultante el centro de cultura francesa. El grupo islamista que gobierna en la Franja de Gaza, Hamas, había criticado previamente la caricatura, en la que Mahoma aparece llorando. Cientos de palestinos protestaron el viernes contra la revista en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén.

Por su parte, el presidente afgano, Ashraf Ghani, criticó la publicación de la caricatura, que consideró un insulto a los musulmanes y al islam. La imagen es una «desgracia» y «un acto irresponsable», opinó el mandatario en un comunicado del palacio presidencial. Ghani subrayó que la libertad de prensa debe ser usada para la coexistencia pacífica y para acercar a las religiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Entierran en secreto en Francia a uno de los hermanos Kouachi que atentó contra «Charlie Hebdo»