El primer ministro francés, Manuel Valls, ha señalado hoy que los servicios de seguridad creen que al menos uno de los terroristas que actuó la semana pasada tenía cómplices a los que se está buscando, y ha anunciado un refuerzo de las medidas de seguridad en sinagogas, escuelas judías y mezquitas. «Consideramos que hay eventuales cómplices» de Amedy Coulibaly, señaló en una entrevista radio-televisada a «RMC» y «BFM TV», durante la que no quiso dar más detalles porque «hay que seguir pistas».

El primer ministro señaló que el nivel del plan antiterrorista Vigipirate no solo va a mantenerse en su máximo nivel, «nunca alcanzado» sino que se van a desplegar más militares y fuerzas del orden para proteger sinagogas, escuelas judías y mezquitas. Preguntado por Hayat Boumedienne, la pareja del terrorista Amedy Coulibaly responsable de la toma de rehenes mortal en un supermercado judío, indicó que está «probablemente en Turquía o en Siria». Esta misma mañana, el Gobierno turco ha confirmado que la activista Boumedienne se hospedó en Estambul y luego viajó a Siria. La francesa llegó a Turquía desde Madrid el 2 de enero, se quedó en un hotel de Estambul y el 8 de enero continuó su viaje a Siria, señaló el ministro de Exteriores turco, Mehmet Çavusoglu, a la prensa turca.

Sobre la protección de los 717 centros escolares judíos que hay en Francia, el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, precisó que tendrán la protección de 4.700 policías y gendarmes. Además, en refuerzo del Plan Vigipirate habrá 6.000 militares suplementarios.

Valls justificó el despliegue para proteger escuelas y centros de culto judíos porque «los actos racistas y antisemitas han aumentado estos últimos años». Y frente a los llamamientos del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, para que los judíos de Francia vayan a Israel, el jefe del Gobierno francés replicó que «Francia sin los judíos de Francia, no es Francia».

Valls se pronunció en favor de la idea de «asociar plenamente a la oposición» en un marco multipartidista para ofrecer «una respuesta de gran firmeza» en la lucha antiterrorista. Señaló que uno de los desafíos que se plantean son las «1.400» personas vinculadas a las redes yihadistas en Irak y Siria, bien porque se hayan integrado, por haber participado en el reclutamiento o por haber manifestado su voluntad de asociarse. Pero añadió que el peligro no se limita a ese fenómeno, puesto que el mismo Coulibaly no estuvo nunca dentro de esas redes, y tanto Al Qaida como el Estado Islámico han lanzado mensajes para que sus seguidores renuncien a ir a países en guerra para prepararse a cometer atentados en sus respectivos países sin despertar sospechas.

Valls indicó, por otra parte, que mañana reunirá junto a la ministra de Educación, Najat Vallaud Belkacem, a los rectores de las academias educativas para actuar en las escuelas contra algunas reacciones de alumnos, que han chocado por haberse negado a rendir homenaje a las víctimas de los atentados de la semana pasada y haberse solidarizado con los terroristas. «En mi país, no quiero que se pueda decir que el enemigo es el judío, que haya chicos que hagan la V de victoria por lo que ha pasado», comentó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Francia desplegará a 10.000 militares para proteger lugares «sensibles»