Los radicales planean grandes atentados en Europa, según el jefe del espionaje británico

Alude a un grupo de Al Qaida en Siria y pide poder ejercer más control sobre Internet


Londres / AFP

Occidente continúa bajo la amenaza de grandes atentados con muchas víctimas y es imposible evitar que alguno de ellos prospere. El director general de los servicios secretos británicos MI5, Andrew Parker, admitió las dificultades para prevenir nuevos ataques en el discurso que pronunció ante miembros de la organización Royal United Services Institute en Londres.

Aunque la amenaza más evidente proviene de la organización Estado Islámico (EI), los grupos extremistas vinculados a Al Qaida siguen siendo un peligro evidente, recordó Parker. «Seguimos enfrentados a complots complejos y ambiciosos, a intentos de provocar muertes masivas, con frecuencia atacando medios de transporte o bien objetivos simbólicos», señaló. «Sabemos, por ejemplo, que un grupo de terroristas fanáticos de Al Qaida en Siria proyecta atentados de gran envergadura contra Occidente», declaró. Según fuentes consultadas, Parker se refería a Jorasán, que reúne a yihadistas afganos y pakistaníes de la vieja escuela.

Raffaello Pantucci, director del instituto de análisis International Security Studies, con sede en Londres, destacó que el punto central de la intervención de Parker es que no hay que olvidar las viejas amenazas tras el ataque a Charlie Hebdo, que responde a un nuevo modo de operar: pequeños grupos capaces de hacer mucho daño con poca estructura y casi por libre. «La realidad es que las otras amenazas perviven», explicó Pantucci.

En este contexto, Parker pidió que los servicios antiterroristas dispongan de poderes reforzados para la identificación y vigilancia de sospechosos. Pauline Neville Jones, que fue ministra de Seguridad en el gabinete conservador de David Cameron, dijo que estas palabras responden a «una cuestión no resuelta», que es la de la capacidad de las agencias de inteligencia de intervenir las comunicaciones en el mundo de Internet y las nuevas tecnologías.

«En el próximo Parlamento», el que surja de las elecciones del 7 de mayo del 2015, «tendremos que ocuparnos de este asunto», dijo Neville Jones a la radio BBC 4.

Los responsables de inteligencia británicos han lamentado en muchas ocasiones que los operadores de Internet y las redes sociales no les den todo el acceso que querrían a las comunicaciones de los usuarios. Recientemente, un comité parlamentario culpó a una de esas compañías, sin nombrarla, de no haber informado de un diálogo en línea que hubiera dado una posibilidad de salvar al soldado Lee Rigby, que fue asesinado a machetazos por radicales islámicos en una calle de Londres el 22 de mayo del 2013.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los radicales planean grandes atentados en Europa, según el jefe del espionaje británico