Italia se prepara para reemplazar a Napolitano al frente de la República

maría signo ROMA / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

El veterano presidente se despide de los italianos, desilusionado con Renzi

02 ene 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

El «rey» Giorgio se marcha y coloca a Italia ante la dura tarea de encontrarle sucesor. Giorgio Napolitano, que en abril cumplirá 90 años, explicó en su discurso de fin de año que las «crecientes limitaciones y dificultades» de su edad lo obligan a dejar la presidencia de la República antes de tiempo. No se sabe aún la fecha de su retirada, pero todo apunta a que será inmediatamente después del 13 de enero, cuando finaliza la presidencia italiana de la Unión Europea. Encontrarle un sustituto abre un período complicado del que el propio Napolitano es consciente, motivo por el que hizo un llamamiento a las fuerzas políticas para que mantengan la serenidad durante la elección de su relevo y devuelvan el país a la «normalidad constitucional».

Cuando fue reelegido en 2013, Napolitano ya advirtió que no tenía intención de terminar su mandato de siete años y que sería jefe del Estado solo hasta que se realizase la reforma de la ley electoral y la del Parlamento. Pasados veinte meses de entonces, Napolitano se encuentra cansado y está desilusionado porque aún queda mucho camino para llevar a buen puerto las reformas que exige el país.

Lo subrayó él mismo en su discurso, cuando recordó al jefe del Gobierno, Matteo Renzi, que «el proceso de reformas tiene que ser llevado a su plena conclusión sin demora».