Putin dice que Occidente quiere arrancar «las garras al oso ruso»

Lo acusa de erigirse en imperio «del que los demás son vasallos»

La Voz

Vladimir Putin se refirió a Rusia como el oso al que Occidente quiere encadenar como si fuera un «trofeo de caza» para «arrancarle los dientes y las garras, que hoy son nuestra fuerza de contención nuclear», en su rueda de prensa anual ante 1.200 periodistas de todo el mundo. Con el telón de fondo de la crisis económica, el presidente ruso habló sobre todo de la Ucrania que le está costando las sanciones de Occidente y del «nuevo muro» que se levanta en la frontera europea.

Sobre lo que está pasando en la zona prorrusa de su ingrato vecino, el jefe del Kremlin reafirmó su particular visión del problema. «No fueron los milicianos del este los que enviaron sus unidades a Kiev, sino las autoridades de Kiev las que llevaron sus fuerzas armadas al este», dijo al reconocer que hay rusos que, siguiendo «la llamada de su corazón», combaten en Ucrania. No obstante, negó que sean soldados, «porque no reciben dinero por ello», y reiteró que «en la conciencia social» rusa, el conflicto «es una operación de castigo de las actuales autoridades de Kiev». Defendió la unidad territorial de Ucrania y propuso un intercambio de prisioneros antes de Navidad y seguir con las negociaciones de Minsk, donde está programada una cita el domingo.

Putin acusó a Occidente de querer levantar un nuevo muro y crear nuevas divisiones en Europa con la expansión de la OTAN hacia el este, algo que «nos prometieron que no pasaría tras la caída del muro de Berlín», y justificó el aumento de su presupuesto de defensa en los escudos antimisiles cercanos a la frontera rusa.

El presidente ruso cree que «sería mejor que el oso se quedara tranquilo, comiendo bayas y miel». Y afirmó que sus socios occidentales «han decidido que fueron los ganadores, que son un imperio y el resto, sus vasallos». «Rusia protege sus intereses nacionales siempre, pero sin atacar a nadie», afirmó al pedir una relación en pie de igualdad.

Sanciones a Crimea

Mientras Putin mantenía la rueda de prensa, la Unión Europea anunciaba nuevas sanciones que prohíben las inversiones y el comercio con Crimea. Además, prohíbe a los cruceros que parten de la UE hacer escala en puertos de la península anexionada por Rusia. En la cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho iniciada ayer en Bruselas también se decidió mantener las sanciones sobre Moscú, una presión que la UE solo reducirá si el Kremlin está rebaja la tensión sobre Ucrania. No se espera que de la cumbre salgan nuevas sanciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Putin dice que Occidente quiere arrancar «las garras al oso ruso»