Renzi se enfrenta a la primera huelga general de su mandato

maría signo ROMA / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

La protesta pone de relieve el creciente desgaste del primer ministro italiano

12 dic 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, sufrirá hoy un bautismo de fuego con la primera huelga general de su mandato. Las reformas que ha puesto en marcha y las que pretende promover no acaban de gustar a los sindicatos, que, pese a la escasez de precedentes, no han dudado en organizar una dura protesta contra un Gobierno de izquierda, teóricamente afín.

En el punto de mira de los trabajadores están, sobre todo, las dos últimas leyes económicas que Matteo Renzi se ha empeñado en llevar adelante aún con la oposición de un sector de su partido. La ley de Estabilidad Económica, con los presupuestos del Estado para 2014, y la reforma laboral. Ambas han conseguido algo que no se lograba desde hace años en Italia, y es unir a los dos mayores sindicatos, UIL (Unione Italiana del Lavoro) y CGIL (Confederazione Generale Italiana del Lavoro), en un frente común que ha llevado a la convocación de la huelga de hoy bajo el lema «¡No puede ser!».

Los sindicatos consideran que las medidas económicas adoptadas por Renzi no estimulan las inversiones que necesita el país, ni acaban con el desempleo que sigue en aumento. También acusan a la nueva reforma laboral de precarizar aún más al trabajador, sobre todo a los nuevos contratados, y de facilitar el despido sin causa justificada.