Cameron bromeó sobre jacuzzis y prostitutas antes de una reunión con Berlusconi

La conversación con un ayudante y su mujer ha sido filtrada por el artista Ben Eine


El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, bromeó en una conversación privada antes de un viaje a Roma sobre la afición de su ex homólogo italiano Silvio Berlusconi a las fiestas 'bunga bunga' en su casa y dijo que se saldría del jacuzzi antes de que las prostitutas llegasen. La conversación ha sido filtrada por el artista grafitero Ben Eine, que ha contado a The Guardian el contenido de unas declaraciones que Cameron habría realizado en Downing Street. El primer ministro recibió al artista después de entregar una de sus pinturas como regalo en su primer viaje a Washington, en el 2010.

Durante este encuentro privado, que tuvo lugar poco antes de que el 'premier' visitase la capital italiana, Cameron comentó entre bromas los escándalos de Berlusconi. En concreto, lo hizo cuando se le acercó un asesor que, según Eine, le informaba de su inminente partida hacia Roma. «David, nos tenemos que ir», anunció este ayudante, según Eine. A continuación, el jefe del Gobierno británico se levantó y comentó a su mujer: «Samantha, me tengo que ir a Italia. No te preocupes, conseguiré que alguien me saque del jacuzzi antes de que lleguen las prostitutas».

Un portavoz de la oficina de Cameron ha evitado valorar estas declaraciones asegurando que Downing Street no comenta conversaciones privadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Cameron bromeó sobre jacuzzis y prostitutas antes de una reunión con Berlusconi