O contra el extranjero pobre o contra el rico


Mientras el conservador David Cameron combate la inmigración de los pobres y favorece la llegada de multimillonarios a la City, el laborista Ed Miliband propone un impuesto sobre mansiones que asusta a más de un rico, como Angelina Jolie, quien aseguró que no compraría casa en Londres si al final se impone la mansion's tax. Este impuesto afectaría a casas cuyo valor supere los dos millones de libras (2,5 millones de euros) y es una propuesta del partido de Miliband compartida por los liberaldemócratas del viceprimer ministro Nick Clegg, si bien su socios de Gobierno conservadores no han llegado ni a mencionarla.

Los primeros cálculos apuntan a que los propietarios de una mansión de entre 2 y 3 millones de libras pagarían de impuestos unas 3.000 libras al año (3.800 euros). Las propiedades más caras llegarían a pagar unas 19.000 libras anuales (unos 24.000 euros).

Fijado como uno de los principales puntos del programa electoral para la cita del 2015, los laboristas anuncian que los ingresos que se recauden con este impuesto serán utilizados para financiar la contratación de 38.000 nuevos médicos de familia, enfermeras y otros profesionales del sistema sanitario.

«Soy muy responsable con el dinero y sin duda esa tasa podría quitarme las ganas de comprar una casa en Londres», dijo la actriz y activista Angelina Jolie cuando los medios británicos le preguntaron sobre sus intenciones de instalarse con su marido, Brad Pitt, y su familia numerosa en Londres. La idea laborista no es nueva en el Reino Unido. Hace cuatro años, los liberaldemócratas hicieron una propuesta similar para las elecciones generales.

Los laboristas creen que existen cerca de 70.000 viviendas valoradas en más de dos millones de libras, aunque las estimaciones del mercado apuntan a que este tipo de propiedades oscilan entre 60.000 y 110.000.

Picaresca

Constructores y agentes inmobiliarios temen que el impuesto sobre mansiones tenga efectivos negativos para su sector y restringa la edificación de nuevas casas en Londres y el sureste de Inglaterra, donde la escasez de la oferta ha sido uno de los factores que están empujando al alza los precios. Pero la picaresca ya está en marca. El agente inmobiliario Simon Aldous reconoció que se están acordando precios por debajo de la cifra de los dos millones de libras para evitar el posible impuesto o comprando viviendas más alejadas de Londres, donde los precios son más bajos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

O contra el extranjero pobre o contra el rico