Los hispanos se rinden a Obama tras la amnistía a los inmigrantes

La alegría no es completa porque la ley deja fuera a millones de simpapeles

Una inmigrante abraza a su hijo en Nueva York tras conocer las medidas ordenadas por Obama.
Una inmigrante abraza a su hijo en Nueva York tras conocer las medidas ordenadas por Obama.

Nueva York / Corresponsal

Cientos de miles de hispanos están eufóricos con las medidas sobre inmigración ordenadas por el presidente de EE.UU., Barack Obama, y que en esencia permitirán a entre cuatro millones y medio y cinco millones de inmigrantes, la mayor parte latinos, conseguir temporalmente los papeles que ahora no tienen. Pero la alegría, también compartida por los cientos de asociaciones de ayuda a inmigrantes, no era completa. Como adelantó ayer este periódico, al lado de los que sí se beneficiarán, hay entre seis y siete millones de indocumentados cuya situación no cambiará sustancialmente al no cumplir los requisitos para entrar en la amnistía de Obama.

«Es un paso histórico», reconoció con todo Héctor Sánchez, director de una agrupación de asociaciones latinas, para el cual la regularización significa que cuatro o cinco millones de personas ya no van a tener que «esconderse en las sombras». En algunas zonas de amplia presencia hispana, grupos de inmigrantes se reunieron para seguir en directo el discurso de Obama en el que se hizo pública la decisión. La emoción en la mayoría de esos grupos era evidente porque muchos de estos emigrantes llevan hasta veinte años esperando una ley como la aprobada. Pero a la vez, las organizaciones latinas remarcaban que no se puede olvidar que la orden ejecutiva es temporal y que cubre a menos de la mitad de los inmigrantes sin papeles.

Una idea de la importancia que tiene la acción de Obama para la comunidad latina la da lo que sucedió en la gala de los Grammy latinos que se celebraba la noche del jueves en Las Vegas, a la misma hora que el presidente anunciaba la medida en televisión. Obama se convirtió de inmediato en el gran protagonista de la gala. El cantante colombiano Carlos Vives le dedicó su premio y el estadounidense Marc Anthony brindó por la «raza latina» cuando recogió el suyo.

También la da que hayan sido los países latinoamericanos con México y varios estados centroamericanos a la cabeza los primeros que hayan aplaudido sin reservas la nueva ley. El Gobierno mexicano daba la bienvenida a una medida con el potencial de beneficiar a numerosos mexicanos emigrados. El secretario de la OEA, José Miguel Insulza, destacó «el coraje» del presidente por seguir un «objetivo justo que no merecía más postergaciones».

Obama viajó ayer hasta Nevada para firmar allí la orden ejecutiva en un instituto de enseñanza secundaria, El Sol, que es el mismo lugar donde en enero del año pasado definió los principios que deberían regir la reforma migratoria. Nevada es uno de los estados con mayor porcentaje de población hispana, el 27%, y un estado clave para las próximas elecciones presidenciales de 2016.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Los hispanos se rinden a Obama tras la amnistía a los inmigrantes