España abre la puerta a reconocer como Estado a Palestina

Israel impide la entrada en Gaza de la comisión de investigación de la ONU


Amán / corresponsal

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, abrió ayer la puerta por primera vez a que España reconozca a Palestina como Estado sin que se alcance antes un acuerdo previo con Israel. Ese cambio de postura tiene lugar días antes de que el Congreso debata el martes una proposición no de ley, presentada por el PSOE, que busca instar al Gobierno a que dé ese paso. La aprobación podría ser factible si prosperan las negociaciones entre el PP y el PSOE. Margallo se citó ayer con los portavoces de la Comisión de Exteriores del Congreso, entre ellos la socialista Trinidad Jiménez, informa EP.

Hasta ahora, el jefe de la diplomacia no se había mostrado partidario de dar este paso si no existía antes un acuerdo previo con Israel, pero ayer apuntó la posibilidad de que España reconozca a Palestina cuando exista el convencimiento de que «la negociación no avanza». No obstante, pidió una postura común de la UE para evitar dar el «espectáculo» de división que se produjo cuando la Asamblea General de la ONU votó la solicitud de Palestina de ser reconocida como Estado observador no miembro.

Suecia es el único país de la UE que ha reconocido oficialmente a Palestina. Pero hace cuatro semanas el Parlamento británico aprobó una resolución instando a su Gobierno a hacer lo propio y el Legislativo francesa votará el día 28 un texto similar, con una alta probabilidad de que sea aprobado.

Cuando se le pregunta a los dirigentes palestinos sobre el futuro inmediato, la mayoría repiten como un mantra la misma frase: «El 2015 será el año de Palestina en la UE y eso significará un gran cambio», informa Efe. Y después desgranan sus razones: desde la pionera decisión de Suecia a la contundente defensa de un Estado palestino con capital en Jerusalén por parte de la nueva jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en su reciente visita a Oriente Medio. En este ambiente, la prensa israelí plasma la inquietud en el Gobierno, que teme una cascada de reconocimientos europeos en los próximos meses en un momento en el que las relaciones con EE.UU. empiezan a derrapar.

Mediación de Kerry

El jefe de la diplomacia de EE.UU., John Kerry, buscaba ayer calmar los ánimos en medio del temor a una tercera intifada. El miércoles estuvo en Amán el presidente palestino, Mahmud Abás, y ayer le tocó el turno a Kerry, y al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. El rey Abdalá II de Jordania, país protector de la Explanada de las Mezquitas que tanta violencia ha concentrado estas semanas, los recibió y lamentó ante Kerry los «repetidos ataques» israelíes. Por la tarde, el monarca pidió a Netanyahu que ponga fin a las medidas «unilaterales» en el lugar santo.

La reunión no calmó los ánimos en Jerusalén, encendida por constantes disturbios. En el barrio árabe de Isawiya, unas cien personas bloquearon una calle principal como respuesta al cerco de las entradas al barrio con bloques de cemento por parte de la policía israelí. Es tal la tensión que Israel repondrá los detectores de metales que fueron retirados en el año 2000 para entrar en la Explanada de las Mezquitas e instalará sistemas electrónicos de reconocimiento facial.

Mientras, Israel impedía ayer la entrada a la Franja de Gaza de la comisión de la ONU que deben investigar las acusaciones de crímenes de guerra durante la ofensiva israelí del pasado verano. El Gobierno justificó su decisión por la «enemistad forzosa» con Israel de la comisión y de su presidente, el canadiense William Schabas. «Los resultados ya están predeterminados», apuntó Exteriores. El equipo de la ONU intentarán entrar en la Franja por el paso de Egipto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

España abre la puerta a reconocer como Estado a Palestina