Los grandes grupos salvan a Juncker de comparecer en la Eurocámara para explicar el escándalo Luxleaks


El escándalo Luxleaks sigue apretando la soga en el cuello de Jean-Claude Juncker. Pero los grandes grupos parlamentarios (conservadores, socialdemócratas y liberales) hicieron buena la gran coalición acordada tras las elecciones europeas y decidieron ayer salvar al presidente de la Comisión Europea de acudir hoy a la Eurocámara para dar explicaciones en primera persona.

Juncker ha visto desmoronarse todo el trabajo para convencer a los europeos de que esta «es la última oportunidad» para Europa al conocerse la semana pasada que Luxemburgo atrajo con un sistema de tributación secreto a 340 multinacionales que pagaron impuestos ínfimos mientras Juncker era primer ministro.

Desde que estalló el escándalo, el luxemburgués ha permanecido mudo. Hoy tampoco estará en el debate. Las tres formaciones se han conformado con que comparezcan la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, y el de Economía, Pierre Moscovici.

Izquierda Unitaria está recogiendo apoyos para presentar una moción de censura contra él. Solo 76 firmas serían suficientes aunque la propuesta difícilmente prosperara porque se necesita una mayoría de dos tercios de la Eurocámara. Los socialistas españoles revelaron ayer que podrían votar con Podemos e IU a favor de la moción de censura, pero esperarán a «a que Juncker de sus explicaciones» antes de tomar una decisión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Los grandes grupos salvan a Juncker de comparecer en la Eurocámara para explicar el escándalo Luxleaks