Dilma Rousseff gana las elecciones en Brasil por un estrecho margen sobre Aecio Neves

Ha obtenido la victoria en las elecciones celebradas este domingo con un 51,64 % de los votos, frente al 48,6 % obtenido por su rival, Aecio Neves. Dilma ha prometido «diálogo» y ser «mejor» presidenta

La Voz
Redacción
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha obtenido la victoria en las elecciones celebradas este domingo con un 51,64 de los votos, frente al 48,6 por ciento obtenido por su rival, Aecio Neves, con el total de las papeletas escrutadas, según ha informado el Tribunal Superior Electoral (TSE).La victoria de Rousseff, candidata del Partido de los Trabajadores (PT), por casi tres puntos, cumple las expectativas que apuntaban a que esta segunda vuelta se transformaría en la elección más reñida desde la restauración de la democracia en 1985.El TSE ha cifrado la participación en casi un 78,9 por ciento, en un país en el que es obligatorio acudir a las urnas. De estos votos, la mayoría han sido válidos, con un 1,71 en blanco y un 4,63 declarados nulos.Estos datos confirman las cifras dadas con anterioridad, cuando el organismo había calificado de «matemáticamente irreversible» la victoria de la mandataria frente al candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).Tras conocer su victoria, Dilma Rousseff ha agradecido a los brasileños el resultado y ha prometido ser «mejor» presidenta que durante el primer mandato, además de tender la mano al «diálogo» a todos los partidos políticos, con el objetivo de «transformar» la batalla electoral en una «energía constructiva» para el país.«Insto sin excepción a todas las brasileñas y a todos los brasileños a unirnos por el futuro de nuestra patria y de nuestro pueblo», declaró Rousseff. «No creo sinceramente, del fondo de mi corazón, que estas elecciones hayan dividido el país», afirmó Dilma Rousseff en un hotel de Brasilia, arropada por su antecesor y mentor político, Luiz Inácio Lula da Silva, y cientos de militantes y miembros de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores (PT).«Entiendo sí que estas elecciones movilizaron ideas y emociones a veces contradictorias, pero movidas por un sentimiento común: la búsqueda de un futuro mejor para el país», apuntó.Rousseff también tendió una primera invitación al diálogo a la oposición y manifestó su «esperanza» en que «la energía» que todos los brasileños invirtieron en este proceso sea «un buen terreno para la construcción de puentes».Por su parte, Aecio Neves ha reconocido su derrota y ha dado las gracias a los brasileños por «dejarle soñar». «Estaré eternamente grato», ha dicho, y ha puesto el acento en la nueva etapa que ahora comienza: «La mayor prioridad es unir a Brasil en torno a un proyecto honrado que dignifique a todos los brasileños».Celebración de los seguidores de Dilma a militancia del Partido de los Trabajadores (PT) montó hoy su propio «carnaval» callejero para celebrar la reelección de la presidenta Dilma Rousseff en Sao Paulo, la ciudad más grande de Suramérica y que fue el fortín electoral de su rival opositor Aécio Neves.Unas 3.000 personas, portando banderas con la imagen de Dilma Rousseff de joven, cuando fue presa política de la dictadura militar y figura que tomó fuerza en la campaña para la reelección, colmaron la Avenida Paulista, el corazón financiero de Sao Paulo, capital del estado homónimo que es gobernado desde 1995 por la oposición.«Un, dos, tres, Dilma otra vez», cantaban los militantes, que llevaban también carteles pidiendo una reforma política, una de las propuestas que la mandataria enumeró en su discurso de victoria ofrecido en Brasilia, la capital brasileña.Justamente en la Avenida Paulista, en junio de 2013, millones de personas se manifestaron en reclamo de cambios en todos los niveles del Estado.Bocinazos desde los automóviles, pasajeros asomados por las ventanillas de los autobuses se sumaron al carnaval fuera de época de los militantes del partido de la estrella roja, que entonaban el estribillo de campaña «Corazón valiente», una referencia al pasado como presa política de Rousseff.También hubo provocaciones hacia el derrotado Neves, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), al que enviaban a «llorar a la Cantareira», la reserva de agua que opera con un 3 % de capacidad y que es el eje de la crisis hídrica en el estado de Sao Paulo, la más grave en los últimos 84 años. Latinoamérica y EE.UU. felicitan a Rousseff Los gobiernos latinoamericanos y también el de Estados Unidos se apresuraron en felicitar a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Los presidentes de países gobernados por fuerzas que se declaran «progresistas» mencionaron además en sus mensajes de felicitación que el predominio y el modelo de la izquierda se consolida con esta victoria en Brasil, así como el proceso de integración regional.«Felicitamos a la presidenta Dilma Rousseff y estamos dispuestos a trabajar con ella para fortalecer más los lazos entre Estados Unidos y Brasil en los próximos años», dijo a Efe un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, que pidió el anonimato.Twitter fue el medio elegido por la mayoría de los mandatarios latinoamericanos para felicitar a Rousseff.Antes incluso de que el organismo electoral de Brasil oficializara la victoria de la presidenta, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, escribió: «Felicitaciones Dilma por tu Coraje y Valentía frente a tanta maldad, el pueblo de Brasil no le falló a la Historia, mil Abrazos de Hermandad (sic)».La presidenta argentina, Cristina Fernández, también por Twitter, envió un mensaje a su «querida compañera y amiga» de Brasil.«Victoria de @dilmabr un paso más hacia la consolidación de la Patria Grande (sic)», escribió Fernández, quien destacó que la reelección de Rousseff constituye una oportunidad «para seguir avanzando juntos hacia un futuro mejor para nuestros pueblos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Dilma Rousseff gana las elecciones en Brasil por un estrecho margen sobre Aecio Neves