Dimite el presidente del Tribunal de Apelación de Milán que absolvió a Berlusconi

Con este «gesto de protesta» sin precedentes en la historia judicial italiana, quiere mostrar su disconformidad ante la decisión de la corte que preside


El presidente del Tribunal de Apelación de Milán, Enrico Tranfa, ha presentado su dimisión después de firmar las motivaciones de la sentencia que absolvió al ex primer ministro Silvio Berlusconi de su condena en primera instancia por el «Caso Ruby».

De acuerdo con lo publicado hoy por el diario Il Corriere della Sera, el juez, con este «gesto de protesta» sin precedentes en la historia judicial italiana, quiso mostrar su disconformidad ante la decisión de la corte que preside.

Tranfa renunció a su cargo tras firmar la motivación de dicha sentencia, un documento de 330 páginas hecho público ayer y fruto del debate entre el magistrado y sus colegas, Ketty Locurto y Alberto Puccinelli, partidarios de la absolución del político septuagenario.

El pasado 18 de julio, este tribunal decidió librar a Berlusconi de la condena a 7 años de prisión e inhabilitación perpetua para cargo público dictaminada en primera instancia (2013) por los delitos de abuso de poder e incitación a la prostitución de menores por el «caso Ruby».

Ayer, la corte de Apelación publicó la motivación de esta sentencia absolutoria en la que confirmaba su decisión y alegaba que el político no tenía por qué conocer la edad de Ruby, apodo de la marroquí Karima El Marough, aunque reconoce que en la villa de Berlusconi se ejercía la prostitución.

El juez, de 70 años, dimitió tras 38 años de servicio y 15 meses antes de su jubilación.

Actualmente, el líder conservador italiano cumple una pena de servicios sociales por la condena en firme a un año (cuatro años rebajados a uno por una ley de indultos para despoblar las cárceles) por fraude fiscal a raíz del conocido como «Caso Mediaset».

Esta condena implica además que no pueda salir de su casa ni de la provincia de Milán desde las 23.00 a las 06.00 horas de cada día.

Según el mismo rotativo, el juez de Vigilancia Penitenciaria permitió ayer a Berlusconi eludir esta condición para que pudiera recibir en su casa de vía Rovani, en la capital lombarda, a su amigo Vladimir Putin, presente en Milán para participar en el foro Asia-Europa (ASEM).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Dimite el presidente del Tribunal de Apelación de Milán que absolvió a Berlusconi