Los yihadistas pierden terreno en la ciudad siria de Kobani tras los bombardeos de la coalición

Al menos una cuarentena de extremistas han muerto en los dos últimos días por los ataques en Kobani


Los combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) han perdido terreno dentro de la ciudad siria de Kobani, donde los milicianos kurdos resisten ferozmente, apoyados por los aviones de la coalición internacional que este miércoles lanzó varios ataques. El portavoz de las Unidades de Protección del Pueblo kurdo, Ridor Jalil, explicó a Efe por teléfono que la situación ha cambiado en las últimas veinticuatro horas, ya que el avance de los yihadistas se ha frenado, e incluso han retrocedido. Actualmente, los enfrentamientos entre ambos bandos se centran por el este en la zona industrial y el hospital de la localidad, y en distintos barrios del sur.

El lunes, el EI irrumpió dentro de Kobani por primera vez desde el inicio de su ofensiva el 16 de septiembre contra este enclave kurdo sirio, en la frontera con Turquía. Tras su entrada, la coalición internacional intensificó los bombardeos contra posiciones de los radicales dentro y fuera de la población. Jalil señaló que los aviones internacionales tuvieron como blanco lugares donde se concentraban combatientes del EI y sus carros de combate en el este y el sur de Kobani.

Según sus propias cifras, al menos unos ochenta extremistas han muerto en los dos últimos días por los ataques de la coalición, aunque el Observatorio Sirio de Derechos Humanos rebajó ese saldo de víctimas mortales a 45. Pese a los bombardeos, Jalil advirtió de que los yihadistas todavía son superiores a los kurdos -que poseen armamento menos sofisticado- ya que no todos sus tanques han sido destruidos y tienen armas pesadas.

En las afueras de Kobani, los radicales han comenzado a usar motocicletas para trasladarse y evitar ser objetivo de ataques aéreos, pero dentro de la urbe mantienen sus vehículos blindados, «que les hace ser superiores». Según el Observatorio, los miembros del EI emplean también todoterrenos del tipo «Humvee», de fabricación estadounidense, que han arrebatado al Ejército iraquí y que han transportado al territorio sirio.

Jalil destacó que son cientos los milicianos kurdos que defienden Kobani, con el apoyo de algunas brigadas del Ejército Libre Sirio (ELS) y de voluntarios kurdos llegados desde la vecina Turquía. El portavoz reconoció que existen «contactos y una coordinación» entre las Unidades de Protección del Pueblo kurdo y la coalición internacional, aunque, matizó, son «de forma indirecta» a través de intermediarios, sin querer dar más detalles.

Por su parte, el presidente del Organismo Autónomo de Defensa y Protección de Kobani, Esmat Sheij Hasan, indicó a Efe en una conversación telefónica que el EI cometió un atentado con coche bomba contra una escuela donde solían agruparse los milicianos kurdos en el este, pero que no causó víctimas porque estaba vacía. Aunque los yihadistas se ha replegado en algunas calles, todavía controlan las áreas de Meqtel Nuevo y Kani Arabane, apuntó Hasan. Los kurdos son quienes están presentando la más dura resistencia al progreso del EI en Irak y Siria, donde los yihadistas proclamaron un califato a finales de junio.

Uno de los principales enclaves kurdos en Siria

Desde el inicio del asalto, Kobani, ubicada en la provincia septentrional siria de Alepo, ha estado cercada por el este, oeste y sur por los extremistas. Al norte, esta población limita con Turquía, adonde han huido gran parte de sus habitantes. Kobani es uno de los tres principales enclaves kurdos de Siria junto a las regiones de Afrin, también en Alepo, y Yazira, en la provincia de Al Hasaka; y forma parte de la administración autónoma kurda en el territorio sirio.

El presidente de Francia, François Hollande, respaldó la iniciativa de su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, de crear una zona de seguridad entre Siria y Turquía para recibir y proteger a los desplazados por el avance del EI. La semana pasada, el Parlamento turco renovó el permiso al Gobierno de Ankara para enviar tropas a Irak y Siria para combatir a los yihadistas, pero las autoridades de Damasco enseguida reaccionaron y advirtieron a Turquía de que lo considerarán como «un acto de agresión».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los yihadistas pierden terreno en la ciudad siria de Kobani tras los bombardeos de la coalición