Francia refuerza su vigilancia y su apoyo internacional contra el yihadismo

El Elíseo se reafirma en su voluntad de mantener el operativo en Irak y no intervenir de forma directa en territorio sirio


Agencias

Francia anunció este jueves su intención de ayudar a todos los Estados que soliciten su apoyo en la lucha contra el yihadismo y avanzó que intensificará su asistencia a la oposición siria y que, dentro de su territorio, va a reforzar su vigilancia en los lugares públicos.

Así se decidió en un consejo restringido de defensa celebrado en el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia, con el objetivo de examinar la estrategia de la campaña de bombardeos en Irak, iniciada el pasado viernes, y las consecuencias del asesinato del rehén francés Hervé Gourdel para la seguridad interior y exterior.

Encabezado por el presidente, François Hollande, y participado entre otros por el primer ministro, Manuel Valls, y los titulares de Interior y Defensa, este encuentro, de cerca de una hora de duración, reafirmó la voluntad de Francia de mantener su operativo en Irak y de no intervenir de forma directa en territorio sirio.

«En el marco de una coalición cada vez más amplia, Francia mantendrá su acción de apoyo a las autoridades iraquíes (...) y proseguirá igualmente e intensificará su ayuda a las fuerzas de la oposición siria que combaten actualmente contra los grupos yihadistas», señaló el Elíseo en un comunicado.

El ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, había planteado esta mañana que la posibilidad de ampliar la acción militar a Siria estaba sobre la mesa, pero no a corto plazo, y esa nota confirmó la intención de no ir más allá de la frontera iraquí.

Sí se dejó claro que Francia mantiene un contacto «constante» con sus socios europeos e internacionales con el objetivo de «aportar una respuesta eficaz y coordinada a la amenaza terrorista».

En concreto, se saludó su cooperación con las autoridades argelinas tras el secuestro el pasado domingo de Gourdel en la Cabilia argelina por el grupo Yund al Jilafa, vinculado al yihadista Estado Islámico (EI).

París mostró satisfacción porque el Gobierno de Argel desplegara «importantes medios» tras el anuncio de su captura y se haya comprometido a encontrar a los autores del asesinato del rehén, al que habían amenazado con matar en un plazo de 24 horas a menos que Francia cesara sus operaciones en Irak.

La presidencia francesa se refirió a la «importante resolución» adoptada ayer por unanimidad por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para reforzar la coherencia de la acción internacional contra los combatientes extranjeros.

«Francia está dispuesta a aportar su apoyo a todos los Estados que se lo soliciten para permitir la rápida puesta en marcha de las medidas necesarias», indicó en ese texto.

El comunicado no entró en detalles sobre las modalidades de esa ayuda, pero sí constató cómo el EI prosigue su campaña de «terror» en Irak, y en Siria ha provocado la huida de «decenas de miles de personas» con una nueva ofensiva.

Valls había reconocido el miércoles que la amenaza pesa también sobre el resto del mundo, incluida Francia, lo que llevó a reforzar en todo el territorio nacional el dispositivo de vigilancia en lugares públicos y medios de transporte.

El Ejecutivo se mostró confiado, además, en que la ley que refuerza las disposiciones sobre la lucha contra el terrorismo, que está siendo examinada en el Parlamento, contribuya a hacer frente «con mayor eficacia todavía» a la amenaza presentada por los combatientes extranjeros.

Tres son los principios que, según Hollande, guían la estrategia de Francia: la determinación, la sangre fría y la vigilancia para proteger a los franceses tanto dentro como fuera de las fronteras nacionales.

«Francia no cederá jamás, no se deja intimidar, se lo debemos a ese compatriota que ha sido asesinado», añadió hoy el primer ministro, en línea con la postura mantenida desde que este viernes iniciara su operación militar aérea en Irak, que no va a ir acompañada de tropas sobre el terreno.

El Elíseo anunció que Francia está «en duelo» tras la «bárbara ejecución» de Gourdel, aseguró que ésta no quedará impune y destacó que la unidad nacional debe prevalecer en un momento en que «individuos y grupos» buscan debilitar al país intentando dividirlo.

Cameron afirma que el Reino Unido debe unirse

El primer ministro británico, David Cameron, ha afirmado este miércoles que el Reino Unido «debería ahora pasar a una nueva fase de acción» y formar parte en los ataques aéreos contra los combatientes del Estado Islámico en Irak.

Durante su discurso en la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, Cameron ha hecho un llamamiento a los miembros del Parlamento británico para que aprueben este viernes la participación de Reino Unido en estas operaciones -que viene coordinando Estados Unidos- contra los yihadistas en suelo iraquí.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Francia refuerza su vigilancia y su apoyo internacional contra el yihadismo