El Estado Islámico se acerca a las fronteras de Europa

Hollande no cede al chantaje de los radicales que retienen a un francés

La Voz

«No cederemos a ningún chantaje, a ninguna presión, a ningún ultimátum». El presidente François Hollande confirmó así que Francia va a seguir bombardeando a los yihadistas en Irak, pese a la amenaza de muerte que pesa sobre un turista galo capturado el lunes en Argelia. El grupo que ha reivindicado la autoría del secuestro se denomina Soldados del Califato (Jund al Jilafa, en árabe) y hace pocos días que juraron lealtad al Estado Islámico tras escindirse de Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI). El Estado Islámico se cerca así a las fronteras de Europa.

Soldados del Califato está liderado por Guri Abdelmalek, conocido como Jaled Abu Suleiman, que era hasta ahora el jefe de AQMI en la Cabilia, principal bastión terrorista de los países del Magreb. También se ha sumado a la escisión de Al Qaida el líder del grupo terrorista en la zona oriental de Argelia.

«Este grupo armado me dice que te pida que no intervengas en Irak. Me mantienen como rehén y te pido, presidente, que hagas todo lo posible por sacarme», suplica a Hollande el rehén Hervé Gourdel en el vídeo difundido por los Soldados del Califato.

El secuestro coincidió con el llamamiento del EI a sus fieles para que maten «del modo que sea» a ciudadanos estadounidenses, europeos - sobre todo a los malvados y sucios franceses- que apoyan la coalición militar en su contra en Irak y Siria.

Francia, en alerta máxima

Francia ha elevado al máximo su nivel de alerta terrorista y ha reforzado la seguridad de objetivos estratégicos, después de las amenazas directas del EI. En el aeropuerto de Orly, la policía detuvo a tres franceses de origen magrebí que acababan de llegar de Siria, entre ellos el cuñado del autor de los ataques contra una escuela judía de Toulouse, Mohamed Merah.

El primer ministro Manuel Valls rechazó ayer que Francia vaya a negociar con el grupo terrorista por la liberación del turista, pese a que se siente «muy inquieto» por la suerte que correrá. Por su parte, el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, afirmó que su país va a continuar con los bombardeos en Irak «en los próximos días».

Más de 1.500 soldados argelinos están participando en las operaciones para encontrar a Gourdil en una zona montañosa de la provincia de Tizi Uzu. En la búsqueda también participan miembros de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DRS), que reconocieron que las opciones de liberar al turista «son muy escasas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Estado Islámico se acerca a las fronteras de Europa