España urge a la OTAN frente al yihadismo en espera de definir la estrategia

Rajoy descarta una posible participación en una intervención militar


El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha urgido hoy a la OTAN a concienciarse de los riesgos de la amenaza yihadista en el flanco sur en el marco de una reflexión general sobre la estrategia que debe definir la Alianza ante este desafío.

Rajoy ha centrado su participación en la primera jornada de la cumbre de la OTAN que se celebra en Gales en la necesidad de que la Alianza no se concentre sólo en la crisis de Ucrania, sino que debe atender igualmente el reto que supone el terrorismo yihadista desde el norte de África hasta Siria.

Se trata de mantener un «equilibrio» ante ambas cuestiones. «Si hay dos grandes amenazas -han señalado fuentes del Gobierno resumiendo la posición española-, hay que hacer frente a las dos».

La situación en el Sahel, así como en Irak y Siria, con los últimos acontecimientos que está protagonizando el Estado Islámico (EI), considera el Ejecutivo que hace evidente que la OTAN debe tomarse muy en serio este problema porque representa un foco de inestabilidad para todo el mundo.

No obstante, ante las decisiones que se han de adoptar frente al terrorismo yihadista en el flanco sur, el Gobierno apela a la prudencia e insta a esperar porque subraya que hasta ahora sólo hay una reflexión general sobre lo que debería hacer la OTAN.

En ese sentido, subraya que se deben dar pasos previos como un acuerdo de los socios de esta organización y tener muy en cuenta la opinión de los países árabes.

Por ello, considera prematuro hablar de la posible participación de España en una alianza internacional contra el yihadismo.

España recuerda que esa alianza para frenar al Estado Islámico ha sido planteada por el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en un artículo en el New York Times. Pero precisa que no sólo habla de una coalición de carácter militar, sino también humanitaria y económica.

Ante el anuncio de la OTAN de crear una fuerza de intervención rápida formada por varios miles de efectivos para hacer frente a cualquier conflicto, el Gobierno recalca que eso no cambiará las cosas respecto a la contribución española ni supondrá un aumento de militares.

El Ejecutivo español insiste en el riesgo del terrorismo yihadista recordando que el Estado Islámico, que estaba formado por unos 8.000 efectivos, ha pasado a contar con más de 80.000 y controla la mitad de Irak y un tercio de Siria.

Rajoy ha coincidido con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (con quien ha mantenido una reunión), en la necesidad de luchar contra el terrorismo en el Mediterráneo y la zona de Oriente Medio.

El Gobierno insiste en que la llamada de atención hacia este problema no implica restar recursos al reto de la situación en Ucrania y, de hecho, Rajoy apoya plenamente la estrategia de la Alianza al respecto.

Así se lo trasladará mañana al presidente ucraniano, Petro Porosehnko, en la entrevista que mantendrán en el marco de la cumbre, prevista en principio para hoy pero que ha tenido que posponerse por motivos de agenda.

Rajoy le expondrá su total respaldo a la integridad territorial y a la soberanía de Ucrania y le reiterará su apoyo que cree demostrado con medidas como el reciente envío de material militar no letal consistente en cascos y chalecos antifragmentos.

Como una prueba más de su compromiso con la situación en el este de Europa, España ha anunciado hoy que en enero del próximo año enviará cuatro cazas Eurofighter a la vigilancia del espacio aéreo del Báltico por parte de la OTAN.

En la jornada de hoy, el presidente del Gobierno ha confirmado ante el resto de aliados que España participará en la misión en Afganistán en 2015, que liderará la OTAN con el nombre Resolute Support, tras la retirada total de las tropas de combate internacionales a finales de este año.

Durante su intervención, Rajoy ha remarcado el trabajo de las Fuerzas Armadas en los más de diez años de despliegue en ese país asiático y los recursos económicos, materiales y humanos invertidos.

Fruto de ese esfuerzo, según ha resaltado el presidente español, «hoy tenemos un Afganistán más seguro para todos, mayor que en 2001» cuando se puso en marcha la misión ISAF.

Los detalles de la operación post-2014 están sin cerrar y a la espera del acuerdo entre EEUU y las autoridades afganas que acaban de salir de las elecciones.

Rajoy ha estado acompañado en la cumbre por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, así como por el embajador español en Londres, Federico Trillo.

Morenés ha aprovechado para mantener dos reuniones bilaterales con sus colegas de Alemania y Estonia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

España urge a la OTAN frente al yihadismo en espera de definir la estrategia