EE.UU. «apoya firmemente» el alto al fuego

Los ministros de la ultraderecha israelí se oponen al cese de las hostilidades


Agencias

El Gobierno estadounidense expresó su apoyo al alto el fuego acordado entre las delegaciones israelí y palestina que negocian en El Cairo, cuando se cumplen 50 días del inicio del conflicto. La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, indicó que Estados Unidos «apoya firmemente» el acuerdo de alto el fuego e hizo un llamamiento a todas las partes a cumplir los términos. «Esperamos que este alto el fuego sea duradero y sostenible», agregó la portavoz.

Egipto ha mediado en estas negociaciones mientras el secretario de Estado de EE.UU, John Kerry, «ha continuado trabajando» con los representantes egipcios, israelíes, de la autoridad palestina y otros en la región «para que llegara este momento», aseguró Psaki. La portavoz señaló que este alto el fuego es «una oportunidad, no una certeza», por lo que Estados Unidos «mantendrá los ojos abiertos» porque «hay un largo camino por delante».

La ultraderecha israelí en contra

Los ministros de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, y Economía, Naftalí Bennett, representantes de la extrema derecha nacionalista israelí, mostraron hoy su oposición al alto el fuego permanente acordado este martes en El Cairo con las milicias palestinas.

Según el diario progresista Haaretz, a este rechazo también se ha sumado el ministro de Seguridad Interior, Yitzhak Aharonovich, que pertenece al partido de Lieberman, Ysrael Beitenu (Casa Judía).

La aceptación del citado cese duradero de las hostilidades, que ha entrado en vigor a las 19.00 horas local (16:00 GMT), aún no ha sido confirmada oficialmente por el gobierno que dirige el primer ministro, Benjamin Netanyahu. La prensa local ha informado, por su parte, de que la propuesta egipcia ya está en manos del Ejecutivo y que al parecer ha sido aceptada. Un responsable israelí citado sin identificar por la edición digital del diario local Yediot Aharonot, aseguró que este no incluye la apertura del puerto y el aeropuerto, ni la transferencia de fondos a Hamás, que eran alguno de los puntos conflictivos que habían hecho fracasar días antes las negociaciones.

Los medios israelíes polemizan sobre si el pacto necesita o no ahora de la ratificación del gabinete. Zahava Gal-On, dirigente del partido de izquierdas Meretz, criticó, por su parte, a Netanyahu y a su «irresponsable gobierno» de haber puesto en bandeja la victoria a Hamás. «El alto el fuego llega muy tarde y sus términos demuestran que la operación Margen Protector es una derrota estratégica de Netanyahu que se metió en ella sin objetivos y ha terminado dándole ganancias a Hamás a costa de los habitantes del sur», y agregó que «el dolor que esta errática operación ha infligido en el pueblo de Israel nos ha sido infligido por un gobierno irresponsable», en declaraciones al Canal 10 de la televisión privada israelí.

Hamás reveló el acuerdo esta tarde y lo calificó de una vitoria de la resistencia palestina ya que incluía el alivio paulatino del bloqueo económico y el asedio militar impuesto por Israel a Gaza desde 2007.

La propuesta incluye, además, la reapertura de la frontera con Egipto -bajo control de la Autoridad nacional Palestina (ANP), como deseaban Israel y Egipto- y la financiación para la reconstrucción de la Franja, agregó la fuente. El acuerdo ha sido confirmado tanto por el Gobierno egipcio como por la Autoridad Nacional Palestina (ANP), falta por anunciarlo el Gobierno israelí.

Hasta el momento, solo la ministra israelí de Justicia, Tzipi Livni, había reaccionado de forma oficial al anuncio al afirmar que espera que el fin de las hostilidades no signifiquen un rédito político para Hamás. Terminar con la operación militar israelí no debería contemplar «ningún logro político para Hamás, que es una organización terrorista que no acepta nuestra existencia aquí», declaró la titular de Justicia a la prensa.

El fin de la ofensiva debe ser «parte de un acuerdo global con aquellos que buscan la paz», agregó la ministra sobre el posible fin de un conflicto que en 50 días ha segado la vida de 2.140 palestinos, en su mayoría civiles, y de 67 israelíes, 64 de ellos soldados, además de un trabajador asiático.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

EE.UU. «apoya firmemente» el alto al fuego