Un vídeo muestra la decapitación de un periodista de EE.UU. secuestrado en Siria

James Wright Foley llevaba secuestrado desde el 2012. Londres admite que el verdugo puede ser británico, por su acento y por el «significativo número» de ciudadanos que se han unido a la lucha islamista en Irak y Siria


Un vídeo difundido hoy a través de los foros yihadistas muestra la supuesta decapitación del periodista estadounidense James Wright Foley, secuestrado en Siria en noviembre de 2012, según informa Efe.

En el vídeo, Foley se despide de su familia y acusa al Gobierno de Estados Unidos de ser el culpable de su ejecución por su reciente intervención en Irak, antes de ser degollado ante la cámara por un encapuchado que habla en inglés.

La grabación comienza con el discurso del presidente estadounidense, Barack Obama, del pasado 7 de agosto en el que anunció el comienzo de los bombardeos sobre el Estado Islámico (EI) en el norte de Irak, para frenar su avance hacia el Kurdistán y permitir la asistencia humanitaria a miles de desplazados.

Posteriormente, aparece Foley pidiendo a su familia y amigos que se levanten contra las autoridades estadounidenses, de quienes dice que pusieron «el último clavo en su ataúd» por los bombardeos en Irak. «Desearía tener más tiempo, desearía ver a mi familia de nuevo, pero ese barco ya ha zarpado. A fin de cuentas, supongo que desearía no ser estadounidense», dice Foley, sereno y vestido con un mono naranja en una localización desértica no especificada.

Finalmente, el hombre encapuchado, en un inglés con acento británico, amenaza a Estados Unidos y asegura que «los musulmanes de todo tipo y condición han aceptado al Estado Islámico como sus líderes».

«Cualquier intento tuyo, Obama, de negar a los musulmanes su derecho a vivir en seguridad bajo el califato resultará en el derramamiento de sangre de tu pueblo», dice el yihadista, que aparece blandiendo un cuchillo. Tras ello, el encapuchado degüella a Foley y finalmente aparece su cabeza decapitada encima de su cuerpo inerte.

El vídeo termina con el encapuchado amenazando de muerte a otro periodista estadounidense secuestrado, Steven Joel Sotloff, cuya vida «depende de la próxima decisión de Obama».

La policía federal estadounidense (FBI) estima que el video que muestra el asesinato del periodista James Foley por militantes del Estado islámico (EI) es auténtico, según GlobalPost, el sitio de internet para el que trabajaba.

«El FBI indicó en la mañana del miércoles a la familia Foley que estima que el video es auténtico. El FBI continúa con su procedimiento más extenso de autentificación oficial», señala GlobalPost.

Los familiares de Foley aseguraron en un comunicado en enero de 2013 que un grupo desconocido de hombres armados lo había secuestrado en una zona del noroeste del país el pasado 22 de noviembre. Meses después, en mayo, el medio para el que colaboraba, la web estadounidense GlobalPost dijo que el joven, de 39 años, estaba retenido en una prisión siria controlada por el régimen de Bachar el Asad. Foley había sido retenido previamente por el Ejército de Libia en 2011 mientras cubría el conflicto en el país tras la caída del régimen de Muamar el Gadafi.

Londres investiga el origen del verdugo

El Gobierno de Reino Unido ha admitido que la persona que aparece en el vídeo podría tener origen británico en vista de su acento y del «significativo número» de ciudadanos que se habrían unido a la lucha islamista en Irak y Siria, informa Europa Press.

En Reino Unido, se ha abierto un debate paralelo en torno al acento con el que habla el supuesto miembro de Estado Islámico que aparece en el vídeo. Su acento británico ha llevado al ministro de Exteriores, Philip Hammond, a reconocer que «parece» tratarse de una persona de Reino Unido. El primer ministro, David Cameron, ha interrumpido sus vacaciones estivales y regresa hoy a Londres para tratar la situación en Irak y Siria.

Hammond ha asegurado, en una entrevista con BBC Radio, que un «número significativo» de británicos se han unido al islamismo en Irak y Siria, lo que demostraría que Estado Islámico «representa una amenaza directa para la seguridad nacional de Reino Unido». El ministro ha subrayado que la supuesta ejecución de Foley pone de manifiesto la «brutalidad» de la milicia. «Lo que está ocurriendo e Irak y Siria es un veneno, un cáncer y podría extenderse a otras partes de la comunidad internacional y afectarnos directamente», ha advertido Hammond, que no ha descartado el envío de soldados para colaborar en tareas de formación y capacitación con el Ejército iraquí.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
554 votos

Un vídeo muestra la decapitación de un periodista de EE.UU. secuestrado en Siria