Masum, un veterano liberal kurdo, nuevo presidente de Irak

Es el segundo dirigente en ocupar la jefatura del Estado desde el derrocamiento del régimen de Sadam Husein


El político liberal kurdo Fuad Masum fue elegido presidente de Irak este jueves, convirtiéndose en el segundo dirigente que ocupa la jefatura del Estado desde el derrocamiento del régimen del ya difunto dictador Sadam Husein en el 2003.

Sustituye en el puesto al también kurdo Yalal Talabani, que la semana pasada regresó de Alemania tras más de año y medio recibiendo tratamiento médico por un coágulo cerebral.

Masum nació en 1938 en la ciudad de Kuya, ubicada a 65 kilómetros al este de Erbil, capital de la región autónoma del Kurdistán, en el seno de una familia islámica de donde han salido importantes figuras religiosas.

Entre ellas está su propio padre, Mola Masum, que dirigió la Unión de Ulemas del Kurdistán y es conocido por su defensa de la convivencia confesional.

Los derechos de la minoría kurda en el país han sido de siempre la prioridad para el nuevo mandatario iraquí, compañero de Talabani en esa lucha política.

Según la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK), partido al que ambos pertenecen, Masum estudió en institutos religiosos del Kurdistán hasta 1958, cuando viajó a El Cairo para continuar su formación en la histórica universidad de Al Azhar, la institución suní más influyente del mundo.

Allí se licenció en Derecho y Ley Islámica, y en 1975 obtuvo el doctorado en Filosofía Islámica.

Al inicio de su vida política perteneció al Partido Comunista Iraquí (PCI), de donde dimitió por el rechazo mostrado por los grupos comunistas árabes hacia la llamada cuestión kurda.

En 1964 se adhirió al Partido Democrático del Kurdistán (PDK), el otro gran partido kurdo actualmente junto a la rival UPK.

Desde 1968 trabajó como profesor en las facultades de Literatura, Derecho y Pedagogía de la Universidad de Basora, en el sur de Irak, donde también fue representante del PDK en esa ciudad de mayoría chií.

Asimismo, el político actuó como representante del movimiento político kurdo en la capital egipcia entre 1973 y 1975, después de la creación del Kurdistán iraquí como región autónoma, y al año siguiente volvió a Irak para participar en la formación de su partido actual, la UPK.

En 1992 se convertió en el primer jefe del Gobierno autónomo del Kurdistán, donde antes solo había habido gobernadores, y en el 2004 fue el primer presidente interino del Parlamento iraquí después de la invasión estadounidense, iniciada un año antes.

Desde el 2005 ha presidido la Alianza Kurda en el Parlamento iraquí durante dos mandatos legislativos consecutivos.

Esa trayectoria se ha visto este jueves culminada con su elección como presidente de Irak, un paso importante para dejar atrás la parálisis política que afectaba el país, sumido también en una espiral de violencia y combates diarios con grupos insurgentes, incluido el extremista Estado Islámico (EI).

En sus primeras palabras tras tomar posesión de su nuevo cargo, Masum, casado con Runak Mustafa y padre de cinco hijas, aseguró ser consciente de «los grandes retos que tiene por delante Irak en cuestión de seguridad y política».

Un total de 211 diputados de los 269 presentes en la sesión optaron por el dirigente kurdo en la segunda ronda de votaciones, frente a los 17 que se decantaron por el legislador Husein al Musawi.

Según el consenso político en Irak, el jefe de Estado debe pertenecer al bloque kurdo; el primer ministro, a la comunidad chií; y el presidente del Parlamento, a la suní.

Con la reciente elección de Selim al Yaburi al frente del Parlamento y con Masum ahora en la Presidencia de la República, solo falta que los diputados tomen la decisión más controvertida: apostar por la continuidad o no del actual jefe de Gobierno, Nuri al Maliki.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Masum, un veterano liberal kurdo, nuevo presidente de Irak