Oscar Pistorius no tenía problemas mentales cuando mató a su novia

El examen psiquiátrico del deportista ha determinado que era capaz de distinguir el bien del mal en el momento del crimen


Oscar Pistorius «no sufría ningún problema o enfermedad mental» en el momento de matar a su novia, la modelo Reeva Steenkamp, concluyeron los psiquiatras que durante un mes han examinado el estado mental del deportista paralímpico. La defensa del atleta había alegado que el deportista sufría un Transtorno de Ansiedad Generalizada (TAG), debido a la amputación por un problema genético de sus dos piernas cuando tenía once meses y al divorcio de sus padres y la muerte de su madre durante su adolescencia.

Así lo anunció este lunes el fiscal de la causa abierta contra Pistorius, Gerrie Nel, en la reanudación del juicio al atleta en Pretoria, más de un mes después de que comenzara su evaluación psiquiátrica. La defensa se había opuesto al examen mental al considerar que su cliente es capaz de discernimiento pese sufrir un trastorno de ansiedad desde la infancia, y que la psiquiatra que testificó vinculó a su discapacidad y el divorcio de sus padres.

El informe también establece que Pistorius era capaz de distinguir el bien del mal en el momento del crimen, cometido en la madrugada del 14 de febrero de 2013, cuando el atleta confiesa haber matado a tiros a través de la puerta del retrete de su casa de Pretoria a Reeva Steenkamp, a la que presentaba como su prometida en las semanas anteriores al su muerte.

Tanto la Fiscalía como la defensa aceptaron durante la vista los resultados de los informes psiquiátricos, aunque los abogados de Pistorius han pedido más tiempo para pronunciarse sobre su contenido. La solicitud de la defensa fue aceptada por la jueza, Thokozile Masipa, quien ordenó la evaluación mental Pistorius a petición del fiscal el pasado 20 de mayo para garantizar «un juicio justo».

Un equipo formado por tres psiquiatras y un psicólogo examinaron hasta el viernes a Pistorius, que acudió a cada día a una clínica mental de Pretoria, donde permaneció bajo observación durante siete horas. El atleta se ha presentado durante un mes cada día a las nueve de la mañana en el Hospital de Weskoppies, donde permanecía hasta las cuatro de la tarde bajo la observación de tres psiquiatras y un psicólogo clínico.

Con tres meses de retraso

El proceso comenzó el pasado 3 de marzo en el Tribunal Superior de Pretoria y debía durar, en principio, unas tres semanas aunque ya se ha alargado más de tres meses.

Pistorius, de 27 años, alega en que disparó a Steenkamp -que entonces tenía 29- por error y presa del pánico, al confundirla con un ladrón que pensaba que se había colado en la casa por la ventana del baño. Por su parte, el fiscal acusa al corredor de «asesinato premeditado» después de una supuesta discusión, que dicen haber escuchado varios vecinos llamados a declarar por Nel, ya que sostiene que el atleta sabía que era su novia quien estaba detrás de la puerta intentando hablar con él.

El cargo podría costarle la cadena perpetua o a 25 años de cárcel a Pistorius, que se convirtió en los Juegos de Londres de 2012 en el primer atleta de la historia con las dos piernas amputadas en competir en unas Olimpiadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Oscar Pistorius no tenía problemas mentales cuando mató a su novia