Jean-Claude Juncker se apuntala para presidir la Comisión Europea

Pese a ser acusado de recibir remuneraciones incompatibles con su cargo

Merkel, que sonríe en el Bundestag, logró consolidar ayer la candidatura de Juncker. <span lang= es-es >M.Gambarini </span><span lang= es-es >efe </span>
Merkel, que sonríe en el Bundestag, logró consolidar ayer la candidatura de Juncker. M.Gambarini efe

Bruselas / E. La Voz

La Unión Europea abre hoy una cita decisiva para su futuro. Sobre el tablero están el diseño de la agenda estratégica para los próximos años y la elección del presidente de la Comisión. Los 28 líderes nacionales deberán decidir si finalmente apoyan al conservador, Jean-Claude Juncker. Tras varias semanas de guerra abierta, el luxemburgués se apuntala como la apuesta más segura al desmembrarse el frente que se le oponía, liderado por Cameron.

A la cumbre semestral de la Unión que se celebra hoy en la ciudad belga de Ypres y mañana en Bruselas, acude Angela Merkel con la convicción de que Juncker será elegido. La canciller volvió a afianzar su apoyo al candidato que ella misma promocionó y aseguró que «no sería un drama si sale elegido por mayoría cualificada».

En efecto, Juncker no obtendrá el apoyo unánime del Consejo. Reino Unido se opone frontalmente a su elección y hará patente su enfado exigiendo que se someta a votación, confirman fuentes diplomáticas. A pesar de la campaña de desprestigio contra el expresidente del Eurogrupo, al que consideran «un peligro» por encarnar las aspiraciones federalistas que tanto teme, David Cameron se ha quedado solo en esta guerra. Su homólogo holandés, Mark Rutte, le abandonó ayer tras anunciar que apoyará al conservador porque atesora, en su opinión, «una enorme cantidad de experiencia». Habrá que ver si las informaciones publicadas por el diario Bild Zeitung acusando al luxemburgués de cobrar «exhuberantes remuneraciones» de actividades supuestamente «incompatibles» con los cargos públicos que ocupó en la UE, tuercen la voluntad de los líderes.

Otro que ha dejado solo a Cameron en la contienda es el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt: «Si Juncker reúne una mayoría cualificada de los líderes europeos y tiene también el apoyo del Parlamento Europeo, entonces se seguirán las reglas del Tratado de Lisboa y Suecia se unirá a esa mayoría», declaró. El viernes se conocerá el nombre definitivo del candidato que será sometido a escrutinio el 15 de julio por la Eurocámara. Sin embargo, la presidencia de la Comisión no es el único puesto sobre el que se debatirá.

Populares y socialdemócratas acordaron repartirse la presidencia de la Eurocámara de modo que el alemán Martin Schulz podrá repetir al frente de la institución hasta el 2016, cuando los conservadores tomarán el relevo. Las negociaciones están abiertas todavía para decidir quién se hará con el timón del Consejo Europeo, capitaneado hasta ahora por el belga van Rompuy. Suenan nombres como el del francés Laurent Fabius o la exprimera ministra danesa Helle Thorning-Schmidt. Otro puesto codiciado es el de presidente a tiempo completo del Eurogrupo, si finalmente se crea. El ministro de Economía, Luis de Guindos, y el exministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, se agarran a esta posibilidad para no quedar excluidos en el reparto. Fuentes de Bruselas confirman que después del 15 de julio podría celebrarse una cumbre extraordinaria para cerrar el capítulo  de la renovación institucional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Jean-Claude Juncker se apuntala para presidir la Comisión Europea