Rusia denuncia una incursión de Ucrania en su territorio

Las autoridades ucranianas afirman que tendrán controlada la frontera en las próximas horas


Rusia envió hoy una nota de protesta a Kiev por una presunta violación de su frontera por parte de militares ucranianos, mientras que Ucrania aseguró que para mañana controlará completamente la frontera con el país vecino.

Al parecer, soldados ucranianos cruzaron hacia territorio ruso en un vehículo acorazado, explicó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en Moscú.

El presidente ruso, Vladimir Putin, había ordenado al Ministerio de Exteriores presentar una protesta formal a Kiev. El portavoz del Ejército ucraniano, Vladislav Selesniov, afirmó que iba a investigar las acusaciones pero que tenía dudas acerca de ellas, informó la agencia de noticias Interfax Ucrania.

De acuerdo con las tropas de frontera rusas, los soldados ingresaron 150 metros en territorio ruso en Kuiyshev, en la región de Rostov, y abandonaron el vehículo en que viajaban, que fue incautado.

«Los combatientes volvieron y querían recuperar su vehículo, pero no lo permitimos», dijo el portavoz de las tropas de frontera, Vassili Malaiev.

Las tropas del gobierno ucraniano y separatistas prorrusos llevan adelante duros combates en el este de Ucrania, en medio de una situación tensa por la disputa por el gas ruso entre Moscú y Kiev.

Esta es la primera vez que Rusia afirma que Ucrania ha violado su frontera desde que comenzaron los combates. Kiev, en cambio, ha acusado regularmente a Rusia de violar su frontera para permitir el ingreso de combatientes a Ucrania.

En tanto, Rusia negó hoy especulaciones de que las conversaciones con Ucrania por el conflicto de gas vayan a continuar el sábado, como había apuntado antes el comisario de Energía de la Unión Europea (UE), Günther Oettinger, que media entre ambos países.

«En los próximos días no hay reuniones previstas. Estamos esperando recibir nuestro dinero», dijo Olga Golant, portavoz del Ministerio de Energía en declaraciones a la agencia de noticias Itar-Tass en Moscú.

La idea era aprovechar el fin de semana antes de que el lunes venza el ultimátum dado por Rusia para cortar el grifo del gas, prolongado por Moscú hasta ese día a las 06:00 GMT.

De no recibir el dinero que le debe Ucrania (que la empresa gasista rusa Gazprom calcula en 1.951 millones de dólares, unos 1.400 millones de euros), Moscú ha amenazado con suministrar solamente a partir de ese momento la cantidad que le sea pagado por adelantado.

Por su parte, tras semanas de combates en el este del país, la dirigencia ucraniana afirmó que a partir de mañana sábado tendrá toda la frontera con Rusia bajo control.

Unidades con vehículos blindados mostrarán presencia en todos los pasos de frontera para detener a quienes quieran ingresar ilegalmente, anunció un portavoz del Ministerio del Interior en Kiev.

Previamente, las tropas del gobierno habían logrado controlar una zona de frontera de alrededor de 120 kilómetros, según informaron.

Sin embargo, las tropas de frontera ucranianas reconocieron que una franja de unos 184 kilómetros sigue en poder de los separatistas.

Continúan los combates en el este del país

Expertos en Kiev no descartan que a través de esa zona ingresen al país armas desde Rusia para los rebeldes. En una llamada telefónica a Putin, el presidente ucraniano Petro Poroshenko se quejó el jueves de la supuesta entrada de tanques rusos a territorio ucraniano.

El gobernador de Dnepropetrovsk, Igor Kolomoiski, propuso construir una valla eléctrica de 1.920 kilómetros con alambre de espino y minas en la frontera común con Rusia. El proyecto costaría unos 100 millones de euros.

Al menos cinco separatistas murieron y cuatro soldados ucranianos resultados heridos en enfrentamientos entre tropas de Kiev y prorrusas en la ciudad de Mariupol, informó hoy el ministro de Interior ucraniano, Arseni Avakov.

El Ejército aseguró haber expulsado a los separatistas del centro de Mariupol. «Sobre el ayuntamiento vuelve a ondear la bandera ucraniana».

En enfrentamientos en la región de Donetsk los grupos prorrusos habrían sufrido importantes pérdidas, según el Ministero de Defensa.

Por ejemplo en Stepanovka murieron el jueves más de 40 separatistas.

En la ciudad de Donetsk tres personas murieron y cuatro resultaron heridas durante una explosión. Desconocidos colocaron una bomba en el coche del líder separatista Denis Pushilin, que salió ileso.

Debido a los continuos combates, Poroshenko ordenó el traslado provisional de la administración regional de Donetsk, donde numerosos edificios están ocupados por los prorrusos, a la «liberada» Mariupol.

«La lucha heroica del Ejército ucraniano estabilizó la situación en Mariupol», anunció el presidente.

Mientras tanto, la Comisión Europea liberó 250 millones de euros en ayuda financiera para Ucrania, con lo que Kiev podría financiar reformas en la justicia o administración, informó hoy Bruselas. La UE dará a Ucrania 11.000 millones de euros en ayuda financiera, 355 de ellos destinados a fortalecer las instituciones estatales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Rusia denuncia una incursión de Ucrania en su territorio