Da a luz en prisión la sudanesa condenada a muerte por convertirse al cristianismo

Mariam permanece detenida en la cárcel para mujeres de Ondurmar con su primer hijo de 20 meses

Agencias

La doctora sudanesa Mariam Yahya Ibrahim Ishag, condenada a muerte hace dos semanas por convertirse al cristianismo, dio ayer a luz a su segundo hijo en el hospital de la prisión donde se encuentra recluida a la espera de su ejecución. «Dio a luz a una niña», anunció un diplomático occidental. «La madre y la hija están bien», precisó. «Es cruel encontrarse en esta situación», añadió.

Mariam, de 27 años, permanece detenida en la cárcel para mujeres de Ondurman con su primer hijo de 20 meses. Amnistía Internacional informó de que ni su abogado ni su marido, estadounidense, han podido visitarla. La Justicia sudanesa ofreció dos años a Mariam para amamantar a la recién nacida antes de ejecutarla. El abogado expresó su esperanza de que la pena capital sea conmutada por una condena menor, ya que hubo muchos defectos de forma en el proceso.

Ishag aseguró que nunca ha profesado el islam. Afirmó que su padre, que era musulmán, se divorció de su madre cristiana cuando ella tenía tan solo seis meses y que ella siempre profesó esta religión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Da a luz en prisión la sudanesa condenada a muerte por convertirse al cristianismo