El papa invita al Vaticano a israelíes y palestinos

EFE

INTERNACIONAL

OSSERVATORE ROMANO

Francisco denuncia el muro que separa Jerusalén de Belén

25 may 2014 . Actualizado a las 17:08 h.

Esperado con enorme emoción por los miles de fieles que abarrotaban la plaza del Pesebre en la ciudad palestina de Belén, el papa Francisco sacudió hoy parte de los cimientos con dos gestos que probablemente desencadenen nuevas polémicas.

El primero, poco después de que su helicóptero, procedente de Ammán, aterrizara en la ciudad que vio nacer a Jesús sin pasar antes por Israel, una decisión que ya había causado malestar entre las autoridades israelíes.

Tras ser recibido por el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abas, el pontífice se subió a un automóvil descubierto para recorrer los escasos metros que separan la sede de la gobernación de la Basílica de la Natividad, donde le esperaban más de 8.000 fieles.