Victoria laborista y fuerte avance del antieuropeo UKIP en los comicios municipales británicos

El partido de Nigel Farage logró un impresionante avance que lo sitúa como fuerza política con implantación nacional


El Partido Laborista ganó las elecciones municipales parciales celebradas este jueves en el Reino Unido, en las que el antieuropeo UKIP de Nigel Farage logró un impresionante avance que lo sitúa como fuerza política con implantación nacional.

Según resultados provisionales divulgados hoy, los dos partidos en el Gobierno, conservadores y liberaldemócratas, sufren fuertes retrocesos, que en el caso de la formación liderada por Nick Clegg supone un auténtico batacazo, a solo un año de las elecciones generales de 2015.

Con una participación de apenas el 36 %, un punto por encima de las celebradas en 2009, avanza hoy lentamente el recuento de estos comicios locales celebrados ayer en Inglaterra e Irlanda del Norte, que coincidieron con las elecciones europeas cuyos resultados se divulgarán la noche del domingo.

En Inglaterra estaban en juego 4.216 puestos de concejales en 161 ayuntamientos y en Irlanda del Norte 462 de once ayuntamientos, al tiempo que se votó por 73 escaños británicos en el Parlamento Europeo (PE).

A las 10.00 GMT de hoy solo se habían escrutado los votos de 62 ayuntamientos en Inglaterra, en los que los laboristas han ganado cuatro municipios y 113 puestos de concejales, mientras UKIP obtiene 90 puestos en corporaciones en las que antes solo tenía uno, si bien no logra el control de ningún municipio.

Frente a ello, los conservadores pierden ocho municipios y 103 concejales, y los liberaldemócratas se quedan sin dos y sin 104, respectivamente, frente a 193 concejales que ganan.

De mantenerse esta tendencia, los «tories» de David Cameron se quedarían como segunda fuerza y acusan, al igual que el resto de los partidos, el fuerte empuje del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) que, en cuarta posición con un 25 % de apoyo total, roba votos a las tres fuerzas que hasta ahora han dominado el espectro político del Reino Unido.

Para su líder, Nigel Farage, que había prometido un «terremoto político» en estas elecciones, esto demuestra que UKIP, una fuerza hasta ahora sin representación en la Cámara de los Comunes, es un rival «serio» para los comicios generales de mayo de 2015.

«El zorro de UKIP está en el gallinero de Westminster», dijo hoy visiblemente satisfecho este político antieuropeo y antiinmigración, que pide que el Reino Unido abandone la Unión Europea.

Farage espera mejores resultados en las elecciones al PE, donde UKIP tiene actualmente trece escaños -incluido el suyo- y que podría incluso ganar, en dura pugna con los laboristas, algo que se desvelará dentro de dos días.

El líder de la izquierda tradicional británica, Ed Miliband, tuvo que salir hoy a defender la campaña electoral llevada a cabo por su partido, ante las críticas de que fue la culpable de no lograr una mayor ventaja, y achacó al «descontento» el fuerte avance de UKIP.

Los laboristas ganan votos en Londres, en cuyos barrios se celebraron elecciones ayer y donde UKIP obtuvo peores resultados que en el norte de Inglaterra.

Como se esperaba, el gran perdedor de estos comicios locales es el Partido Liberal Demócrata de Nick Clegg, que acusa sus cuatro años de coalición de Gobierno con los conservadores y que, pese a ser la más proeuropea de las formaciones británicas, podría quedarse sin representación en el PE.

Vince Cable, ministro liberaldemócrata de Empresa, salió no obstante a defender a Clegg y dijo que no estaba en juego su liderazgo en estos comicios.

«No nos causa pánico. Tenemos bastante resistencia y solidez, y vamos a mantener la disciplina», apuntó Cable.

Los resultados definitivos en los comicios municipales en Inglaterra se esperan para esta tarde y para mañana, sábado, los de los once ayuntamientos en Irlanda del Norte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Victoria laborista y fuerte avance del antieuropeo UKIP en los comicios municipales británicos