Obama manda más tropas a Chad para rescatar a las niñas nigerianas

Apoyarán operaciones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento aéreo sobre el norte de Nigeria y las zonas colindantes


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aumentó hoy los esfuerzos por localizar a las más de 200 niñas nigerianas secuestradas por Boko Haram con el despliegue de 80 efectivos en Chad, apenas horas después de que el Congreso incrementara su presión para que tomara cartas en el asunto.

Hasta ahora, la ayuda estadounidense se había limitado a apenas una veintena de efectivos de distintas disciplinas que han asistido sobre el terreno a las autoridades nigerianas, quienes, sin embargo, aún no han cosechado frutos en la búsqueda de las niñas.

Obama remitió una notificación al Congreso en la que anunció su decisión y explicó que dichas tropas «apoyarán operaciones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento aéreo sobre el norte de Nigeria y las zonas colindantes».

«Esta acción se ha tomado en interés de la seguridad nacional de Estados Unidos y de nuestra política exterior», explicó Obama, que hizo uso de sus poderes como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

El despliegue se compone de 40 operadores de aviones no tripulados o drones y de otros tantos miembros de la Fuerza Aérea encargados de la seguridad y de proveer asistencia sobre el terreno a las aeronaves.

El teniente coronel Myles Caggins indicó a Efe que «es importante destacar que estos efectivos se mantendrán en su base aérea de operaciones y ninguno de ellos tiene como misión desplazarse sobre el terreno para una misión de rescate».

«Los hemos movilizado a Chad porque así (los drones) pueden pasar más tiempo en el aire vigilando la zona en lugar de estar obligados a realizar rotaciones periódicas», agregó el teniente coronel.

Por otra parte, Estados Unidos aun no ha cerrado un acuerdo con el gobierno de Nigeria para compartir algunos de los datos de inteligencia obtenidos con los drones, algo en lo que trabaja el Comando de África del Pentágono.

Críticas al Gobierno nigeriano

El Ejecutivo nigeriano ha recibido numerosas críticas local e internacionalmente por su pasividad ante el secuestro de las pequeñas, por lo que Estados Unidos camina con cautela en sus negociaciones con el Gobierno para intentar atajar el asunto.

Mientras tanto, el gobierno de Chad ha permitido el despliegue del contingente anunciado hoy en su territorio, así como los vuelos de los drones, algo que ampliará el tiempo de vigilancia de la zona noreste de Nigeria y las regiones vecinas de Chad.

La decisión del presidente estadounidense se hizo pública apenas unas horas después de que el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes celebrara una audiencia sobre la amenaza de Boko Haram, en la que los legisladores incrementaron su presión sobre Obama, a quien pidieron acciones contra el grupo terrorista.

Los legisladores que conforman el panel ya fueron clave al insistir durante meses al Departamento de Estado para que incluyese a Boko Haram en su lista de grupos terroristas internacionales, algo que no se materializó hasta finales del pasado año.

«Boko Haram está en un proceso de expansión de su terror y de la frecuencia de estos ataques, los ataques a las niñas. Esa ha sido su evolución; los militares nigerianos se sienten intimidados y asustados, una gran cantidad de unidades militares han huido y (les resulta más fácil) entrar y secuestrar a las niñas», advirtió el presidente del Comité, el republicano Ed Royce.

Testimonio de una superviviente

Tras reunirse esta mañana con Deborah Peter, una adolescente que logró huir del grupo terrorista y que compartió con los legisladores su horrible experiencia, Royce insistió en que Estados Unidos debe tomar parte ante la «excepcionalidad» de las circunstancias y la debilidad de las Fuerzas Armadas nigerianas.

Peter, en sesión previa a la audiencia, relató cómo escapó de la banda, que sin embargo asesinó a su padre y a su hermano, y pidió a los congresistas que enviaran más refuerzos a Nigeria para acabar con la amenaza.

«Quiero que el gobierno sepa que Nigeria está en nuestras oraciones y quiero pedirles que envíen tropas para encontrar a las niñas o ayudar a aquellas personas que perdieron a sus familias», dijo la joven.

Boko Haram, que significa en lenguas locales «la educación no islámica es pecado», lucha por imponer la «sharía» o ley islámica en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el entonces líder y fundador del grupo terrorista, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha provocado más de 3.000 muertos.

Hoy mismo, el Gobierno estadounidense había emitido una nota de condena de los «despiadados» ataques contra «civiles indefensos» en Nigeria, por la ola de violencia atribuida a Boko Haram, en los que en las últimas horas han muerto al menos 148 personas.

Hasta ahora EE.UU. había enviado a la zona a cinco funcionarios del Departamento de Estado, dos expertos en comunicaciones estratégicas, un experto en seguridad civil, y un oficial de apoyo médico; además de 10 estrategas del Departamento de Defensa; 7 consejeros técnicos del Departamento de Defensa del Comando África y 4 funcionarios del FBI con experiencia en rescates seguros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Obama manda más tropas a Chad para rescatar a las niñas nigerianas