Italia amenaza a la UE con abrir sus fronteras a los inmigrantes

La Comisión Europea culpa a los Estados de no intentar salvar más vidas

Un buque de la Armada italiana que participa en la operación Mare Nostrum con náufragos.
Un buque de la Armada italiana que participa en la operación Mare Nostrum con náufragos.

roma / corresponsal

El último naufragio de una barcaza en aguas cercanas a la isla de Lampedusa vino acompañado de un cruce de acusaciones y amenazas entre las autoridades italianas y la Comisión Europea sobre la política inmigratoria y las medidas para afrontar el problema. El ministro del Interior italiano, Angelino Alfano, amenazó ayer con permitir que los refugiados que llegan a Italia crucen las fronteras hacia países vecinos si la Unión Europea no se hace cargo directamente de la operación marítima que controla el flujo de inmigrantes que provienen del norte de África.

Alfano replicaba a Michele Cercone, portavoz de la comisaria Cecilia Malmstrom, que acusa al Gobierno italiano de ineficacia, con cuatro propuestas. La primera, una asistencia de tipo humanitario en África «montando campamentos». También pide que Europa esté directamente implicada en el socorro en el mar a través de Frontex: «Que venga al Mediterráneo a salvar vidas». Los otros dos puntos son la creación de una sede de Frontex en Italia y que el derecho de asilo no se limite al país de primer ingreso, porque eso transformaría «Italia en la prisión de los refugiados políticos».

Cercone había dicho que la Comisión Europea había enviado el pasado mes de marzo una carta a Italia, que no recibió respuesta, en la que preguntaba sobre la política concreta necesaria para afrontar el problema de la inmigración. También aseguró que la CE había puesto en marcha «todas las herramientas disponibles para apoyar a Italia», al tiempo que reconocía que en Bruselas hay una «cierta frustración por todo lo que se podía hacer y no se hace».

Cercone añadió que «si, cada Estado miembro acogiera a unos miles de refugiados, se establecería ya una gran diferencia entre la vida y la muerte». Además hizo hincapié en la necesidad de «solidaridad» de los Veintiocho.

Llegar a Italia para ir al norte

Alfano aseguró que en todas las reuniones mantenidas con Bruselas el Gobierno italiano ha planteado el problema de la inmigración y presentado medidas concretas para afrontarlo. En la misma línea, el presidente del Gobierno, Matteo Renzi, se lamentó de que la UE no atienda con el debido interés el problema: «Europa salva a los Estados y los bancos y después deja morir a las madre con niños», dijo en televisión.

También Amnistía Internacional se unió a las voces de quienes piden una intervención urgente y denunció que «los líderes de la UE han fracasado de manera continuada y colectiva a la hora de adoptar medidas para prevenir más muertes en sus fronteras». Para AI, «las políticas cada vez más restrictivas lo único que han hecho es obligar a la gente desesperada a seguir rutas más peligrosas».

Gran parte de los inmigrantes tratan de alcanzar las costas italianas para continuar después hacia países del norte de Europa, donde existen más oportunidades económicas. Los centros de acogida de Sicilia están colapsados. En ellos hay cerca de 17.000 refugiados, mientras que unas 800.000 personas estarían esperando en Libia la oportunidad para saltar a Europa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Italia amenaza a la UE con abrir sus fronteras a los inmigrantes