Adams afirma que su arresto «envía una mala señal» para la paz

El líder republicano critica la manera en la que la policía norirlandesa manejó su arresto

la voz

El líder republicano Gerry Adams criticó ayer la manera en la que la policía norirlandesa manejó su arresto, vinculado a un asesinato cometido por el IRA en 1972, y sostuvo que enviaba «una mala señal» para el proceso de paz.

«Aquellos que autorizaron (este arresto) no tomaron la buena decisión estratégica», declaró Adams en una conferencia de prensa en el Balmoral Hotel en Belfast poco después de su liberación. «Es absolutamente una mala señal», afirmó.

Adams fue puesto en libertad tras cuatro días de prisión preventiva por el caso del asesinato de Jean McConville, una viuda, madre de diez hijos, acusada por el IRA de ser informante británica. El Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI) remitirá un informe a la Fiscalía de su detención e interrogatorio.

Por la puerta de atrás

Adams dejó la comisaría de Altrim, en Belfast, por una salida secundaria para evitar a las decenas de simpatizantes unionistas que se habían reunido para pedir justicia para las víctimas del IRA. Los manifestantes, que portaban banderas británicas, se habían concentrado ante la entrada principal de la comisaría para intentar evitar la puesta en libertad del líder republicano.

El convoy de vehículos de Adams intentó salir de la comisaría por la puerta principal, pero los manifestantes se sentaron en la calle y gritaron «no nos moverán» con pancartas en que se leía «Justicia para las víctimas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Adams afirma que su arresto «envía una mala señal» para la paz