Kiev mantiene la ofensiva en Slaviansk que ya ha causado «muchos muertos»

El Gobierno admite que en la operación para retomar el control de la ciudad han fallecido dos militares y hay «bajas significativas» entre los sublevados


El presidente interino de Ucrania, Alexándr Turchínov, anunció que la ciudad de Slaviansk, en el sureste del país, está totalmente rodeada por las fuerzas armadas ucranianas y que seguirá la ofensiva para retomar el control de manos de los prorrusos. Informó de que, en el curso de la operación, los militares ucranianos han sufrido dos muertos y siete heridos, mientras que por parte de los sublevados «hay bajas significativas», tras lo cual Rusia pidió una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU.

En un mensaje en vídeo difundido por su servicio de prensa, Turchínov afirmó que la operación lanzada esta madrugada no va tan rápido como sería deseable, lo que atribuyó a que se desarrolla en zonas habitadas. Señaló que los militares ucranianos han logrado hacerse con todos los puestos de control que rodean la ciudad y que estaban en manos de los separatistas y dijo que la «ofensiva continúa». También exigió a Rusia que «cese sus provocaciones contra nuestro país y no utilice el terrorismo y la amenaza militar como forma de presión».

Horas antes el Ministerio del Interior de Ucrania confirmó que fueron destruidos tres de sus helicópteros. «Como resultado de los disparos, dos militares murieron y varios fueron heridos de diversa consideración», señaló un comunicado de Interior.

El líder de las llamadas «fuerzas de autodefensa», Igor Strelkov, señaló que la ciudad fue bloqueada por las tropas ucranianas, que emplearon 20 helicópteros en la ofensiva. «Todas las carreteras están cortadas, y desde todas las direcciones llegan blindados y soldados... Han empleado contra nosotros hasta 20 helicópteros, de combate o de transporte de tropas. El enemigo ha bloqueado la ciudad por completo, las entradas y las salidas», dijo Strelkov en el canal ruso de televisión Rossia 24.

Mientras tanto, desde Moscú, el Ministerio de Exteriores ruso exigió a Kiev que cese «inmediatamente la operación de castigo» que lleva a cabo en el sureste del país contra las milicias prorrusas, y pidió asimismo a Occidente el fin de su «política destructiva respecto a Ucrania». Para Rusia, la ofensiva militar ucraniana ha terminado con las esperanzas de un arreglo pacífico de la crisis en base a los acuerdos logrados en Ginebra.

El Consejo de Seguridad de la ONU celebrará hoy una reunión de urgencia para analizar los últimos acontecimientos en Ucrania.

Manifestación en Odesa

Una manifestación convocada en la ciudad ucraniana de Odesa por grupos partidarios de Kiev ha desembocado en fuertes enfrentamientos con activistas simpatizantes de Moscú, según la Policía, que ha informado de al menos un muerto.

Unas mil personas, en su mayoría seguidores de un grupo local de fútbol, se han reunido en la ciudad de Odesa, en la parte sur del país, para defender a las nuevas autoridades ucranianas. La marcha ha sido reventada por varios cientos de activistas prorrusos, lo que ha desencadenado fuertes choques entre los dos bandos. La Policía ha tratado de mediar, lo que no ha impedido que se escuchasen disparos y granadas aturdidoras, según el periódico Kyiv Post. La Policía, que ha confirmado al menos un muerto, ha asegurado una persona ha muerto de un disparo en el pecho, según la agencia de noticias Reuters.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Kiev mantiene la ofensiva en Slaviansk que ya ha causado «muchos muertos»