La Casa Blanca dice tener «preparadas» más sanciones contra Rusia

Estados Unidos, la Unión Europea, Ucrania y Rusia celebran en Ginebra una reunión pactada a principios de mes por Lavrov y Kerry, quienes luego han mostrado escepticismo de que surja alguna solución


Estados Unidos, la Unión Europea (UE), Ucrania y Rusia celebran este jueves en Ginebra una reunión para intentar atajar la escalada de tensión en el este de Ucrania, donde las milicias prorrusas y las autoridades de Kiev mantienen sus hostilidades con gestos de fuerza por ambas partes. Una cita que pactaron a principios de mes los responsables de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, y de Estados Unidos, John Kerry, quienes luego han mostrado su escepticismo de que alguna solución surja en la misma.

Las horas previas a la reunión a cuatro bandas han estado marcadas por nuevos enfrentamientos dialécticos entre las piezas clave en el conflicto ucraniano. El Gobierno de Putin ha vuelto a acusar a Estados Unidos de aprobar «la guerra contra el pueblo» lanzada por Ucrania y la Casa Blanca ha anunciado que tiene preparadas nuevas sanciones contra Rusia si no da pasos para rebajar la tensión.

El Kremlin ha propuesto al Gobierno de Kiev que apruebe una nueva Constitución que convierta a Ucrania en una federación, otorgue a la lengua rusa el estatus de oficial y reconozca a Crimea como parte del territorio de Rusia, que se la anexionó en marzo pasado tras un referéndum.

Ucrania, que en esta ocasión se sentará frente a Rusia con el respaldo de Washington y la UE, ha señalado en las últimas horas que sus demandas son claras: Rusia debe cesar de apoyar a los «terroristas» que operan en el este del país y condenar sus acciones, así como retirar sus tropas y material bélico de la frontera.

En términos logísticos, Estados Unidos es el organizador de la reunión, a la que también han confirmado su asistencia el ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Andriy Deschitsa, y la jefa de la Política Exterior de la UE, Catherine Ashton. El primer reto común será aprovechar las escasas horas que se ha previsto que dure el encuentro -aproximadamente cuatro, aunque todo puede cambiar en función de lo que se converse- para obtener algún resultado que permita normalizar gradualmente las relaciones entre Ucrania y Rusia. Diplomáticos que participan en la organización de la cita indicaron que no hay una agenda formal de discusión acordada entre las partes y que cada cual llegará para expresar sus posiciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La Casa Blanca dice tener «preparadas» más sanciones contra Rusia