El «selfie» de Barack Obama y David «Big Papi» Ortiz pone a trabajar a los abogados de la Casa Blanca

La foto fue una campaña publicitaria de Samsung y los letrados del presidente de Estados Unidos estudian si emprender o no acciones legales

Así se hizo el polémico «selfie» David «Big Papi» Ortiz, aprovechó la visita a la Casa Blanca para hacerse una foto con Obama

Nunca un selfie levantó tanta polémica en la Casa Blanca. Los abogados del presidente de Estados Unidos se han puesto a trabajar después de que el líder del equipo de béisbol de los Red Sox, David Big Papi Ortiz, aprovechase su visita a la residencia presidencial para hacerse un selfie con Barack Obama. Hasta ahí todo bien. Pero parece que detrás de la foto se escondía una campaña publicitaria de Samsung que no ha gustado a Obama y su equipo y por eso han decidido estudiar si van a emprender o no acciones legales.

«En general, la Casa Blanca se opone a la utilización de la imagen del presidente para fines comerciales», explicó Jay Carney, secretario de prensa de Barack Obama. «Y nos oponemos a esto», añadió dejando entrever que el servicio jurídico de la Casa Blanca habría tomado cartas en el asunto.

Pero el malestar en el 1.600 de la Avenida de Pensilvania se contrapone con la satisfacción en Samsung por el selfie entre Barack Obama y David Big Papi Ortiz, el jugador del los Red Sox. «Estamos encantados de ver el momento especial e histórico que David Ortiz compartió con su Galaxy Note 3 (...) Cuando nos enteramos de la visita a la Casa Blanca, trabajamos con él y el equipo para encontrar la forma de compartir imágenes con los fans», señaló la compañía.

Obama recibió el pasado martes a los Red Sox de Boston, ganadores del campeonato del año pasado. Durante la recepción Ortiz le entregó una camiseta al presidente y le pidió que se hiciesen una foto, a lo que Obama respondió: «Oh, él quiere un selfie. Es el selfie Big Papi». Se hicieron la foto y a continuación la estrella del béisbol la subió a su cuenta de Twitter. Pero detrás del selfie había algo más, ya que la estrella del equipo de Boston tiene un contrato de patrocinio con Samsung y a la Casa Blanca no le gusta que se use la imagen del presidente con fines comerciales.

El selfie entre Obama y Big Papi corrió como la pólvora por Twitter y una semana después lleva más de 40.000 retuits.

Durante la entrega de los Oscars ocurrió algo parecido. El selfie de Ellen Degeneres, presentadora de la velada, fue también una campaña publicitaria. Pero en este caso tuvo mucho más alcance y se convirtió en el mensaje de Twitter más retuiteado con más de 3,42 millones de interacciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El «selfie» de Barack Obama y David «Big Papi» Ortiz pone a trabajar a los abogados de la Casa Blanca