Francia decide hoy qué castigo propina a Hollande y la derecha

La ultra Le Pen puede beneficiarse de la guerra entre los dos partidos


Redacción / La Voz

¿Sufrirá François Hollande el castigo de los votantes? ¿Pasarán factura a la derecha sus problemas judiciales? ¿Cuánto provecho sacará la ultraderecha? Estas son las tres incógnitas a despejar en las elecciones municipales que se celebran hoy y el próximo domingo en Francia. Aunque la alta abstención que se augura, de hasta el 40 % (cinco puntos menos que en el 2008), amenaza con convertirse en la gran protagonista y quién decida al final el envite electoral y quién se queda con las principales ciudades.

Los franceses deben decidir en las dos vueltas si penalizan o no al Gobierno socialista por el estancamiento de la economía, la subida del paro, el affaire amoroso del presidente con una actriz o el escándalo sobre cuánto sabía de los pinchazos telefónicos, por orden judicial, a Nicolas Sarkozy.

Su rival de la derecha, la UMP, tampoco vive su mejor momento y sus posibilidades de ganar plazas claves a los socialistas se desinfló hace tiempo, hundida en luchas internas y con su líder, Jean-François Copé, y su predecesor, salpicados por casos de corrupción y financiación ilegal del partido.

El contraataque del viernes de Sarkozy ante las investigaciones abiertas contra él elevó el nivel de crispación y guerra entre izquierda y derecha. Su acusación de que la Francia de Hollande era como la Alemania de la Stasi fue contestada duramente por los socialistas. El ministro de Trabajo, Michel Sapin, llegó a calificarlo de un «golpe de Estado verbal» al mejor estilo de Silvio Berlusconi.

Para los analistas, la acometida de Sarkozy en el último día de campaña solo busca reforzar su liderazgo en la UMP ante la probable reelección como alcalde de Burdeos de Alain Juppé, su más directo rival a sus aspiraciones a volver al Elíseo.

Las batallas de Le Pen

De estas aguas revueltas, Marine Le Pen espera sacar rédito electoral. Su partido, Frente Nacional (FN), tiene como meta conquistar entre diez y quince alcaldías. Presenta una cantidad récord de candidatos, 597, que incluye desde la actriz porno Jacqueline Avisse en el pequeño municipio mediterráneo de Bessan a un sobrino homosexual del actor Jean Paul Belmondo, Jean François, en Le Marais, un distrito parisino bohemio, judío y gay. Pero la gran batalla de Le Pen son las elecciones europeas de mayo, en las que aspira a convertirse en el partido más votado de Francia y exigir entonces a Hollande elecciones anticipadas.

El último sondeo, del diario conservador Le Fígaro, otorga a la derecha un triunfo en número total de votos del 49 % frente al 41 % de los socialistas, y una subida del FN de hasta el 6 % -del 1,1 % que obtuvo en el 2008-. Pero la gran incógnita es el resultado de los duelos en las 50 principales ciudades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Francia decide hoy qué castigo propina a Hollande y la derecha